Seamos sinceros, las segundas oportunidades no aparecen a menudo, por esto mismo es propicio aprovecharlas cuando aparecen, si es así, considérese afortunado. Para ese grupo de personas que no creen que existen las segundas oportunidades, hayuna evidencia clara que pone en duda esa afirmación. Una simple mirada en el espejo pone esa lógica a descansar.

Cada día que pisamos tierra es una segunda oportunidad

una segunda oportunidad que sin darnos cuenta damos por hecho.

Cuando respiramos en un nuevo día, es nuestro y la oportunidad de hacerlo bien desde el día anterior. Hay muchas razones por las cuales este concepto se pierde en algunas personas. No obstante, hay dos razones por las cuales no aprovechamos las segundas oportunidades que se nos presentan.

Un poco más allá.

Es cierto que hay personas que creen que sus posibilidades no se agotan, y pueden tener la razón que quieran.

Este sistema de creencias nace de un mundo lleno de unicornios y dinosaurios rosa.

Estas personas son extremadamente narcisistas. Un grupo de personas que viven sin cuidado, preocupación, sin pensar en que podría pasar mañana.

Este grupo no son aventureros promedios o buscadores de emociones, la verdad es que son confundidos a menudo con estos gracias a su adicción a las precipitaciones de adrenalina.

Estas personas son muy diferentes.

Parecería que su visión por disfrutar de emociones los separa a los dos, pero llega más profundo.Es su cosmovisión sobre cómo vivir y tratar con las personas lo que causa esta división intrincadamente entrelazada.

Los amantes a lo extremo piensan a corto plazo y creen en la invencibilidad superficial a largo plazo. Estas personas viven sin ningún tipo de limites sin consideración por las personas, por lo que las posibilidades no se cuantifican.

1) Cuando escuchamos personas diciendo hay que aprovechar el día de hoy debemos esforzarnos por vivir realmente, no solo decir las palabras. Que no exista el miedo a fallar porque está en nosotros aprovechar la segunda oportunidad y brillar más.

El miedo nos privara de nuestras segundas oportunidades, si dejamos que se apodere de nosotros. Cuando tenemos miedo para seguir a delante con nuestros planes de vida, todo pasa de largo.

Cuando no creemos en nosotros mismos la energía, nuestras fuerzas de vida dejan atrás nuestros deseos, haciendo que estos se disipen.

2)¿Por qué recibimos algunos relája los sin merecerlos? Unos dicen que es por gracia, otros lo llaman misericordia, y luego están aquellos que siente que lo merecen y simplemente lo esperan.

Nuestro agradecimiento sale a relucir por la forma en que cuidamos nuestros dones, que son oraciones y afirmaciones manifestadas.

Aventúrate a la tierra de las maravillas sin miedos ni remordimientos.Recuerde, cada aliento se toma, el golpe del corazón y la gota de lluvia que se siente en nuestra piel es un regalo. De hecho, los próximos dos minutos podrían ser 2 oportunidades de minutos más,y aun así, no se deben a nadie.

Ya tienes claro que, cuando se te presente una segunda oportunidad la aproveches, acéptala, apréciala, nunca se sabrás si habrá otra, o no.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más