El preludio de la Guerra civil española era más que anunciado. Diferencias entre las derechas y las izquierdas eran más que tensas. Un cambio de régimen de más que cuestionada legitimidad hacia lo que seria La Segunda República Española. Esto se produjo en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, siendo estas las únicas elecciones en la historia de España de las que no se conocen los resultados electorales a día de hoy.

En estas elecciones no se le dio importancia al voto rural, mientras republicanos amenazan con dar un golpe de estado contra la Alfonso XIII. Siendo esto el preludio de lo que se avecinaba.

Las diferencias sociales en la España de los años 30

Las diferencias sociales española eran más que evidentes. Una pequeña parte de la población con gran poder adquisitivo, mientras los que trabajaban en el campo lo hacían con magnánima precariedad laboral.

Jornadas de trabajo interminables con salarios muy precarios. La clave se determino por la casi desaparecida clase media, clase que mediadora entre la abundancia y la precariedad, culminando de esta manera a una una pacificación social. A todo esto hay que sumar la escasa condena de esta situación por la iglesia católica, convirtiendo a esta en foco de atención por partidarios de la izquierda radical republicana.

El PSOE muy autocrítico con la política del gobierno Frentepopulista, consciente del error, criticó las políticas adoptadas proveniente de bolcheviques y del gobierno ruso de Stalin, señalando como culpables a los nacionalistas, principales iniciadores de semejante adopción.

Ideario de la izquierda radical y anticlericalismo

El anticlericalismo era parte del ideario republicano de izquierdas, por lo que se ordeno la disolución de las ordenes religiosas, incautación de bienes religiosos y la la prohibición de la enseñanza , posicionándose a favor del laicismo en la sociedad.

Las autoridades eclesiásticas señaladas por las masas más radicales anticlericales eran objeto de burla y ataques con violencia. Los templos eran asaltados, todo bajo la pasividad y permisividad de la autoridad policial y judicial. Las masas creían que la iglesia se posicionaba favorablemente con clases acomodadas, causantes de la injusticia social en España.

La vida política y la formación de dos bandos políticos

El fracaso en lo político era un hecho, una clase política incapaz de poner solución a las diferencias sociales de obreros y campesinos con las clases acomodadas.

Una oposición firme de los terratenientes con gran poder adquisitivo, social y político, y mucho miedo a perder su posesiones con un nuevo régimen republicano.

En lo político la reforma agraria fue muy polémica, una reforma que no acabo de llegar a donde se pensaba por falta de medios económicos. La oposición de los terratenientes provoco una ralentización de dicha reforma que no contentaba a nadie.

Se constituyo un proceso revolucionario liderada por los campesinos y obreros, debido a la incapacidad política para aportar solución a la precariedad de estos colectivos. Comunistas, Socialistas y Anarquistas ensalzan a las masas y una supuesta revolución, mientras el gobierno del "frentepopular" acontecia los hechos con pasividad. Esto comenzó en el 1934, junto con la la ocupación ilegal de tierras, produciéndose así una expropiación ilegal.

En 1936 estas ocupaciones se legalizaron por el gobierno para evitar un enfrentamiento con el campesinado. “La clase obrera marcha hacia la dictadura del proletariado”, estas fueron las palabras pronunciadas por el gobierno de Largo Caballero.

El PSOE muy autocrítico con la política del gobierno Frentepopulista, consciente del error, criticó las políticas adoptadas proveniente de bolcheviques y del gobierno ruso de Stalin, señalando como culpables a los nacionalistas, principales iniciadores de semejante adopción.

Graves desordenes públicos y huelgas

La sociedad se radicalizaba, la convivencia ciudadana ya era muy difícil por sus posturas extremistas. La falta de empleo era un problema endémico en la década de los años 30, en la calle los asesinatos eran habituales entre partidarios de la derechas y de la izquierdas, todo esto acompañado de numerosísimas huelgas de obreros.

Las criticas a la falta de seguridad por parte de lideres sindicales ya era un hecho, hasta Gil Robles llego a manifestar en una ocasión : “ Si no existe esa política de justicia, España ira a una situación de guerra civil, en lo cual no tendrán nada que hacer esos partidos que se mueven dentro de la órbita legal”.

Indalecio Prieto llego a decir: “Vivimos, es cierto, en una intesísima guerra civil”.

El analfabetismo era un factor secundario de la falta democrática de la Segunda República Española, al mismo tiempo determinante. Las altas tasas de analfabetismo era el objetivo de reclutamiento de las masas extremistas de ambos bandos.

La política armada de los diputados en las cortes

La radicalización de la clase política, no sólo era empírica, sino que también se podía observar al juntarse físicamente los políticos en las cortes.

El plebiscito a una guerra civil se veía cuando muchos de los diputados, acusados de las diferencias y radicalización ideológica, acudían a los plenos con armas de fuego.

Los enfrentamientos parlamentarios en sus sesiones eran exageradamente amenazantes, se llegaba a culminar con amenazas de muerte entre diputados, valiéndose de la movilización civil. Calvo Sotelo fue amenazado de muerte, el presidente del partido socialista radical llego a decirle: “Pensando en usted encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de su vida”.

Entre el 12 y 13 de Julio, Calvo Sotelo fue secuestrado en su domicilio y asesinado, el crimen quedo impune y encubierto por los parlamentarios. Gil Robles ,de la CEDA, salvo la vida por estar fuera de España, ya que se presentaron en su casa para asesinarlo.

Estatutos de Autonomía y nacionalismos

La aprobación de los estatutos de autonomía en Cataluña y las provincias vascas por exigencia de los nacionalistas, mientras la derecha política se oponía duramente, posicionándose en contra, por miedo al crecimiento de los independentismos.

Era tal el auge de estos que la Generalidad de Cataluña proclamo en octubre del 1934, el estado catalán dentro de la república. El PNV (Partido Nacionalista Vasco) reivindicaba un estatuto similar al de Cataluña, y ademas añadía la apreciación de la diferenciación cultural y étnica con el resto del territorio Español.

Ante tal cumulo de discrepancias la radicalización era casi inminente, comenzado a ser apreciable en las clases políticas. Los golpes de estado del 32 y 34, problemas agrarios, militar y el religioso , y la ilegítima instauración de la República Española, eran los factores principales de esta radicalización de la clase política y social española.

El Frente Popular crea al efecto un tribunal de Responsabilidades Políticas, dilapidando de esta manera la independencia de la que gozaba lo judicial, ya que su primer objetivo era limpiar ideológicamente contrarios a la república, siendo perseguidos jueces, magistrados y fiscales. Esta "depuración" era motivada por las decisiones judiciales que se tomaban contra de la ideológia del Frente Popular.

Los golpes de estado y consecuencias

En 1932 Sanjurjo en el ntento uno de los golpes de estado contra la Reciente Segunda República Española, fracasando por falta del apoyo popular.

Pero en octubre de 1934 los marxistas , mediante la Revolución de Octubre, efectuaron un golpe de estado contra el gobierno de derechas al tomar los ministerios de comunicación y de gobernación. Al final fue en el 1936, cuando la sublevación por parte del General Franco con el apoyo de una parte del ejercito y de la población condujo al inicio de la Guerra Civil Española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más