¿Alguna vez te han llamado tacaño? Te lo hayan llamado o no, en México existe una expresión, “codo”, que denomina a las personas que, por algún motivo u otro, no quieren dar dinero en determinadas circunstancias, aunque normalmente, suele ser en casi todas, sobre todo en las que no les aporta ningún beneficio dar dinero.

Este artículo habla de esas personas, y del origen de esta expresión, que originó de los pastores mejicanos que vendían su ganado en la frontera con Estados Unidos. Anímate a seguir leyendo y descubrirás por qué la expresión ser codo proviene de allí.

Los pastores mexicanos

Los pastores mexicanos conseguían vender su ganado en la frontera norte con Estados Unidos.

Tras conseguir la venta exitosa, muchos volvían a sus pueblos de origen con el ganado vendido, pero con monedas de oro, conseguidas tras las transacciones que habían logrado efectuar.

Como es natural, muchos venían con los bolsillos llenos de monedas; y el oro, ese metal por el que tantos mueren y matan, al hacer acto de presencia, llamaba demasiado la atención de los bandidos.

Los bandidos

De manera que el problema surgía cuando los pastores regresaban con los bolsillos plagados de monedas de oro. Los asaltantes les quitaban todo el dinero, y esto era una gran pérdida económica para ellos, como es lógico. Como los pastores ya estaban cansados de estos robos y pillajes, surgió la idea revolucionaria que cambiaría sus vidas.

La idea original

Alguien tuvo la genial idea de idear una bolsa en la ropa para ocultar las monedas.

Esa bolsa que alguien ideó para guardar las monedas de oro y que se ocultaba entre la región de las costillas y lo habrás adivinado ya, el codo [VIDEO], lograba que pudieran pasar las monedas de oro con absoluta comodidad, de manera que llevar dinero se hacía una experiencia algo más placentera, o, mejor dicho, segura.

No todo es oro lo que reluce

Pero los ladrones también se conocen sus trucos. Por ese motivo, en una ocasión alguien tuvo la brillante y dorada idea de obligarle a aflojar el codo. Desde entonces, los pastores lo tuvieron más complicado para vender el ganado de manera segura. De ahí que cuando alguien no quiere dar dinero, se le llame así, porque no quiere soltarlo.

Conclusión

Esta es la historia de los pastores que por supuesto la gente de México conoce. Por España se conoce más la expresión “ser agarrado”, para definir a la gente tacaña. Así que eso es ser codo, y el origen viene de los pastores que no querían que el dinero que habían ganado de manera lícita les fuera robado. ¿Y tú, eres una persona a la que hayan llamado codo o tacaña alguna vez? ¿Quién no lo ha sido en alguna ocasión y con razón?