2

En muchos sentidos no hemos cambiado tanto a nuestros antepasados los romanos [VIDEO]. Han más pasado ya más de dos mil años, pero salvo las nuevas tecnologías y poco más, hay muchas tradiciones que se mantienen (eso sí, con ligeras variantes).

Si en en el Januarius (enero) romano tocaron los ludi palatini, estos vistosos entrenamientos gladiatorios, en febrero tienen lugar toda una serie de ceremonias de purificación y de liberación de los malos augurios.

Y es que, para los romanos Februarius era el mes dedicado a la diosa Februa. De hecho, cada mes de su calendario estaba dedicado a una divinidad o tenía un significado: así, nuestro actual Enero lo dedicaron al dios Jano, que era el dios de la mudanza; el mes de marzo al dios de la Guerra, conocido como Marte; el mes de abril es un mes de origen un tanto incierto, aunque tal vez lo dedicaron a la diosa de la belleza Venus; el mes de Mayo quedaba reservado a la diosa Maia, que era madre del dios Mercurio; el mes de Junio, como su propio nombre indica, estaría dedicado a la diosa Juno, la diosa del casamiento; el mes de Julio, al que le da nombre también, al emperador Julio César y el mes de Agosto, dedicado al fundador de la colonia de Caesaraugusta (la Zaragoza actual), César Augusto.

Por último, los cuatro últimos meses de nuestro calendario, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre, serían para ellos, el mes siete (septem), el mes octavo (octo), el noveno (novem) y décimo (decem) mes de su calendario.

Febrero, por la diosa Februa

Este mes estaba dedicado, como ya se ha mencionado, a la diosa Februa. Tal vez esta denominación también puede derivar de febrau o febraule. Dado que con este término, los romanos hacían referencia a destacados sacrificios (ceremonias religiosas a fin de cuentas), con el fin y el objetivo de desagravio a sus divinidades acerca de los posibles pecados cometidos y por dejar descanso al alma de sus difuntos.

Como ocasión de todo ello, organizaban majestuosas fiestas, procesiones, etc. por la ciudad de Roma. Para ello, se limpiaba y engalanaba toda la ciudad.

Vídeos destacados del día

Destacar que el mes de febrero no existía en el calendario del primer emperador, de Rómulo. Pues febrero fue añadido hacia finales por Numa Pompilio (716-674 a. C.), quien fue su sucesor de Romulo al trono de Roma.

Bajo la protección de Neptuno, febrero se representaba por una mujer de azul que entre sus manos portaba un ave del mar. Esta mujer, sostenía también sobre su cabeza una especie de depósito del que salía un gran chorro de agua. Tratando mediante esta representación simbólica buenos augurios para que vengan en los abundantes lluvias. Pues si hay lluvias, la cosecha da sus frutos.

Febrero, mes de la purificación

A continuación, les vamos a enunciar las fiestas y ceremonias más representativas de este mes.

  • 1 de febrero: fiesta denominada "de Helerno". Los romanos celebraban este día -y por tanto, daban comienzo a las calendas de febrero- con un sacrificio al toro (lucus) junto al rio Tiber.
  • 2 de febrero: fiesta de la Amburbia. Era una ceremonia expiatoria, en las que las personas que iban a ser sacrificadas, se llevaban previamente al sacrificio en procesión por la calles de la ciudad. Y fiesta de las luces (antorchas),
  • 3 de febrero. Se llevaban a cabo diferentes ritos que hacían referencia a los vientos. (Ellos lo denominaban "Bhel" = soplo de aire nuevo).
  • 5 y 6 de febrero. Las Anesterias, fiestas en honor al dios Dionisios.
  • 10 de febrero. Fornicalia, día en honor a la diosa de los hogares.
  • 13 de febrero. Comenzaban los idus de febrero. Consistía en una serie de fiestas y ritos a sus difuntos que se llegaban a prolongar hasta el 21.
  • 15 de febrero. Las lupercales. El origen de nuestra contemporánea fiesta de San Valentín y de los enamorados.
  • 17 de febrero. Las Quirinales. Fiestas en honor a Quirino, considerado protector del pueblo romano. Esta festividad, junto a las Fornacales, se relaciona con la fecundidad.
  • 19 de febrero. Sacrificios a Lares, la diosa de las actividades domésticas.
  • 21 de febrero. Feralia. Fiestas en honor a los difuntos (Parentalia).
  • 22 de febrero. Caristias, ritos alrededor de los difuntos de la familia romana (pater familias).
  • 23 de febrero. Fiesta en honor a Términus, la divinidad de los límites o de las terminaciones de los campos.
  • 27 de febrero. Enquirria: se celebraba la primera de las fiestas dedicadas al dios de la guerra: Marte, con carrera de caballos en el denominado "Campo de Marte". La siguiente se celebraba el 14 de marzo.

A pesar de ser fiestas de origen pagano, no está de más conocer curiosidades de la Historia pasada y en concreto, de la Historia antigua.

El saber no ocupa lugar.