Si de algo se habla en nuestros días, y sobre todo después del impacto social que tuvo este suceso, es de la Segunda Guerra Mundial; la Guerra más sanguinaria registrada en la historia, y de la cual aún no se establecen cifras exactas de muertes. Además de este dato, son bastante comentados los métodos atroces con los que los jefes de los Estados en conflicto se defendieron de sus enemigos, y quienes, a través de estos, se cobraron la vida de millones de personas, principalmente bajas militares, o por el acoso racial por parte del líder Austriaco.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Parejas

Esta Guerra se ubica en el marco de los años 1939 a 1945, cuando, después de la Primera Guerra Mundial [VIDEO], la Sociedad de Naciones declara la prohibición de armas asfixiantes [VIDEO] y otro tipo de medidas que asegurarían el no conflicto entre Estados, y el resguardo de los Derechos Humanos; sin embargo, las partes en conflicto, además de violentar estas normas, deciden incluir métodos de ataque bastante particulares, que van más allá de los más conocidos tal es el caso del #Holocausto y la anexión de armas nucleares, sino también, métodos de defensa que, a día de hoy, resultan verdaderamente descabellados e inhumanos.

Perros como armas de guerra. ¿En qué consistía?

Llamados en español "Perros Antitanque" y conocidos originalmente por los alemanes como "die Panzerabwehrhunde", fueron un método aplicado por el Ejército Rojo de la Unión Soviética para inutilizar los tanques alemanes, a través del principio del reflejo condicionado de Pávlov, cargando de 10 a 12 kg de explosivos bastante potentes a perros de diferentes razas, ubicándolos en los laterales de su lomo con una cajetilla de madera. Su entrenamiento es, posiblemente, lo más triste de toda la #historia: sometían a los pequeños animalitos a días sin comida, y los educaban para buscar comida debajo de los tanques de guerra del ejército alemán, una vez eran liberados; en este momento, el movimiento Soviético activaba los explosivos, dejando inútiles los tanques del adversario, quitando vida a los militares que allí se encontraban, y, como es lo evidente, dejando entre las cenizas, (por efectos de la deflagración), a los perros que entrenaban para matar.

¿Cuán preciso o efectivo fue este método?

El Ejército Soviético determinó un número de 300 tanques alemanes inutilizados por estos perros; sin embargo, esta cifra no tiene ningún basamento histórico probable, los datos son bastante escasos y borrosos, puesto que los perros, por su alto sentido del olfato, y acostumbrados a los olores que emanaban del material explosivo se alejaban de los tanques y huían, se asustaban por los sonidos explosivos de las ametralladoras dispuestas en la parte superior de los tanques alemanes justamente para aislar a los Animales, oregresaban al tanque de su propio ejército provocando bajas en el mismo.

¿Cómo surge la idea de utilizar a un perro como un arma de guerra?

Hacia 1924, en este escenario, los perros fueron aceptados como auxiliares paramilitares, bajo aprobación del Consejo Militar Revolucionario, en vista de la buena adaptación que tenían en campo de guerra después del entrenamiento brindado; años más tarde, en 1935, el Ejército Soviético incluye a estos animales dentro de su armamento militar, utilizándolos como "perros minas" o "perros antitanque", mayormente desesperados por buscar nuevas tácticas que detuvieran el inminente ataque alemán llamado "Blitzkrieg" o traducido al español como "guerra relámpago", tal como su nombre lo indica, fue una técnica de combate sorpresiva, que se valía de la rapidez del tiempo para atacar ferozmente.

Por otro lado, y para la suerte de estos animales, posiblemente en vista de las pocas ventajas que supuso la inclusión de este método, el tiempo invertido para su entrenamiento, la facilidad de dispersión y lo propensos que eran a ser asustados o engañados, se elimina como arma militar en el año 1996.

¿Qué opinas sobre este hecho curioso de la historia? #SegundaGuerraMundial #Perros #Paz

"Un país, una civilización se puede juzgar por la manera en la que trata a sus animales"

Mahatma Gandhi - Político y pensador indio