Después de 12 años, se volverá a ver “una sonrisa en el cielo”, se trata de la triple conjunción entre la Luna, Venus y Júpiter que tendrá lugar este próximo 16 de mayo. Los cuerpos celestes se alinearán de una manera que se podrá apreciar como si una cara sonriente mirara hacia la Tierra directamente desde la inmensidad del espacio.

Según los científicos, a este evento cósmico se le conoce como ocultación, esto ocurre cuando un objeto pasa frente a otro desde la perspectiva del espectador, en el caso de la Luna que para la fecha se encontrará en su fase creciente, se colocará directamente entre Venus y la Tierra, mientras que Júpiter tomará posición para formar la tan esperada “cara feliz”, sin embargo, cabe destacar que dependiendo de la ubicación es posible que se vea algo distorsionada dicha formación.

Hay quienes aseguran que “la cara feliz del cielo”, es una señal de buenos augurios a pesar de que se trata de un proceso de interpretación que se da de maneras diferentes en cada ser humano, no se niega la necesidad de que los eventos actuales tengan un giro, permitiéndole a la población mundial un momento de respiro, especialmente por estos días cuando la pandemia por el Covid-19 sigue su avanzada dejando cifras alarmantes de fallecidos.

El momento ideal para ver esta triple conjunción

Tomando en consideración que el satélite y estos dos planetas son los componentes de la Vía Láctea más brillantes vistos desde la Tierra, el evento de este 16 de mayo se podrá observar sin necesidad de telescopios, apenas comience a caer la noche y bastará la vista, una buena ubicación y la disposición para disfrutarlo.

La alineación de estos tres cuerpos celestes en el tiempo

La última vez que se pudo apreciar este mismo evento astronómico fue en 2008 cuando la Luna, Venus y Júpiter se vieron involucrados en una triple conjunción y según los científicos, se estima que la próxima alineación de esta triada se de en el año 2065.

Otros eventos astronómicos para mayo 2020

Entre el 6 y 7 se verá la lluvia de meteoritos Eta Aquarids, la cual involucrará un aproximado de 60 meteoros por hora en pleno apogeo visto desde el hemisferio sur, mientras que en el hemisferio norte, la tasa puede alcanzar unos 30 meteoros por hora.

Superluna el día 7, el satélite se ubicará en el lado opuesto de la Tierra, lo cual hace que se vea más iluminada. Según los científicos, esta será la última Superluna de 2020.

El 22 de mayo durante la Luna nueva, esta se encontrará del mismo lado de la Tierra respecto al Sol, por lo que no podrá verse esa noche. Para los exploradores del firmamento, este es un momento importante, pues tendrán la oportunidad de ver componentes “débiles” del espacio, debido a la ausencia de la luz de la Luna.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!