Un estudio realizado por Harvard ha indicado que las actuales medidas de distancia social se mantendrían hasta el próximo año 2022, si no hay disponible vacunas para hacer frente al Coronavirus. El estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista “Science” y deja claro, en caso de que no existan tratamientos específicos contra el COVID-19 o vacunas, es probable que la actual distancia social se mantendrán hasta el año 2022.

La razón de esta decisión es la capacidad actual, completamente sobrecargada, de las UCI de medio mundo y la no disponibilidad ni de vacunas ni de tratamientos específicos.

La investigación ha sido llevada a cabo por investigadores de la importante Escuela de Salud Pública que forma parte de la Universidad de Harvard.

Ya hay dos millones de personas infectadas por el coronavirus en todo el mundo y la cifra sigue aumentando

El informe del equipo de científicos que trabajan en la escuela T.H. Chan, explica que es posible que el distanciamiento intermitente dure hasta el año 2022 a menos que la capacidad de las UCI aumente de manera sustancial o que exista una vacuna o tratamiento disponible. Estas conclusiones están basadas en la información disponible sobre el virus COVID-19 y otro tipo de coronavirus para poder crear diversos escenarios ante la pandemia global y poder establecer, de esta manera, un patrón de transmisión de esta nueva enfermedad, que ya ha infectado a dos millones de personas en países de todo el mundo.

La conclusión de este estudio tira por tierra todas las estimaciones del gobinete de la Casa Blanca que apostaba, en todo momento, de abrir cuanto antes el país -el más afectado por el COVID.- 19 con más de 600.000 casos y superando los 26.000 personas fallecidas- y advierte que si se levantan las actuales restricciones demasiado pronto, el virus volvería a aparecer con gran rapidez.

Hay muchas dudas en el mundo científico sobre la duración del confinamiento y cuándo se acabará con el virus completamente

Según las cuarentenas se van alargando, los gobiernos de todo el mundo intentan resolver el complicado rompecabezas de cuándo se levantarán las medidas de restricción de actividad o de movilidad y cuáles serían las medidas necesarias para poder controlar una posible propagación del coronavirus en un futuro próximo.

La principal conclusión es que la incidencia de la enfermedad coronavirus, a lo largo de los próximos cinco años, va a depender de si el virus entra o no de manera regular en la circulación (o sea, se convierte en estacional) tras la ola de pandemia que se está viviendo, lo que va a depender de la duración de la condición de inmunidad que provoque sobrevivir a la infección por el virus SARS-CoV-2 y de las UCI que estén disponibles.

Los científicos dejan claro que la anulación de todas las medidas restricciones simultáneamente podría provocar un aumento del riesgo de atrasar el pico de la actual epidemia y habría una posibilidad real de que se haga más grave.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!