Las remesas envidadas por los migrantes a sus países de origen tendrán una caída sin precedentes de casi un 20% este 2020 a causa de la crisis económica que ha generado la pandemia del Covid-19, así lo anunció a través de una publicación este miércoles el Banco Mundial (BM).

La proyección hecha por el BM, estima que los envíos de remesas de los trabajadores extranjeros hacia América Latina y El Caribe, considerados países con ingresos medios y bajos, tendrán un descenso en dólares de unos 445.000 millones y no será sino hasta el próximo año que se produzca una débil recuperación del 5,6%, situación que pone en riesgo a muchas familias, especialmente aquellas que viven los países más vulnerables.

Por su parte, Dilip Ratha, quien es el jefe encargado de migración y remesas en el Banco Mundial, aseguró que “una caída de esta magnitud no tiene procedentes en los registros” de la entidad.

Los trabajadores migrantes en general, suelen ser los más vulnerables ante la pérdida de sus puestos de trabajo en medio de las crisis económicas que afrontan los países que los hospedan.

A menor envío de remesas, más pobreza

Uno de los principales motivos por el cual las personas migran de sus países de origen, es en búsqueda de una vida mejor que les permita generar ingresos suficientes para mantenerse a sí mismo y sus familiares, en donde se garanticen al menos los derechos básicos de todo ser humano y uno de estos es el derecho al trabajo devengando sueldos y salarios acordes a la actividad a la cual se dedican.

Son diversos los estudios en los que se asegura que las remesas de los trabajadores extranjeros ayudan a mitigar los embates de la pobreza en los países vulnerables, contribuyendo por ende al mejoramiento en la calidad de vida de los beneficiarios.

Al respecto, David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial indicó que “las remesas ayudan a costear alimentos, atención de la salud y otras necesidades básicas.

En un momento en que el Grupo Banco Mundial está implementando con rapidez amplias medidas para brindar apoyo a los países, trabajamos también para mantener abiertos los canales de las remesas y resguardar el acceso de las comunidades más pobres a los medios que les permitan satisfacer esas necesidades más básicas”.

Impacto a nivel mundial

En el informe emitido por el grupo ubicado en la ciudad de Washington, se detalla el impacto que tendrá la caída de las remesas en diferentes regiones en el mundo, por ejemplo en Europa y Asia Central la baja será de un 27,5%, mientras que en África al sur del Sahara será del 23,1%, en el Sur de Asia, 22.1%.

Por otra parte, en Medio Oriente y en el Norte de África, será de un 19,6%, mientras que en el Sudeste de Asia y en el Pacífico, 13%.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!