Muchos son los estudios que se han realizado para determinar el comportamiento del agua en sus diferentes estados, pero uno en particular fue el centro de una investigación hecha por el estudiante de doctorado en ingeniería química Rajesh Bragat de la universidad de Cambridge Inglaterra y es el salto hidráulico, un fenómeno en el comportamiento del agua que hasta ahora se pensaba que ocurría por gravedad, pero se demostró que no es así, abriendo un portal que puede aportar numerosos beneficios como el ahorro del agua en una considerable cantidad.

¿Qué es el salto hidráulico?

Si abres un grifo y ves caer el chorro del agua sobre la superficie plana, podrás observar como ésta se expande por toda la superficie.

En ese preciso momento está sucediendo el salto hidráulico, pero lo particular es que por mucho tiempo se pensó que éste fenómeno tenía que ver con la gravedad. Bragat en su investigación demostró que no es así, al contrario, afirmó que la tensión superficial y la viscosidad son los factores que influyen directamente en el fenómeno.

Bragat pudo demostrar esto a través de los experimentos que realizo. Disparó chorros de agua sobre superficies planas pero ésta vez hacia arriba y hacia los lados y se observó a través de las grabaciones de cámaras de alta velocidad que sucedía exactamente lo mismo que cuando el agua caía de arriba hacia abajo. La misma forma circular del salto hidráulico, esto descartaba que el factor de la causa era la gravedad.

Caminar sobre el agua

Hay insectos que tiene la capacidad de caminar sobre el agua y Bragat logró explicar porque lo pueden hacer.

En un momento muy específico, una fuerza externa empuja el líquido hacia adelante, acción contraria que ejerce la tensión superficial, empujando el agua en dirección contraria, ya que quiere contraerlo y cuando ambas fuerzas logran equilibrarse es cuando se da el salto hidráulico.

Por la tensión superficial es que un insecto pueda caminar sobre el agua, pues su liviano peso no rompe la cohesión existente entre las moléculas, logrando así flotar.

Y la viscosidad, por su parte, es la fuerza contraria de un fluido a deformarse, esto se da por la adherencia de diferentes tipos de moléculas del mismo líquido.

Bragat asegura que entendiendo bien el salto hidráulico, se podría ahorrar la cantidad de agua que utilizamos diariamente. De igual manera, ya su estudio se está aplicando en el campo industrial para ahorrar la cantidad de agua utilizada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!