Nuestra razón, nuestra memoria, es lo más importante a lo largo de nuestra vida. Muchas personas tienen miedo de verse diezmados ante una enfermedad neurodegenerativa. Buscamos por medio de una alimentación más saludable, no poner en riesgo nuestro cuerpo y nuestra mente, y podamos tener una vida digna. Aunque a veces no tengamos certezas absolutas sobre lo que nos depara el destino mismo.

Descubrimientos sobre el comportamiento de la enfermedad de la neurona motora

Los recientes hallazgos, han ayudado a clarificar la causa de la enfermedad de la neurona motora, que a su vez refuerza la teoría de una extraña forma de demencia.

El problema en cuestión es que hay una proteína – llamada FUS – que se mantiene en estado de gelatina, suprimiendo a todas las células del cerebro, este raro comportamiento está siendo premeditado y analizado por los expertos, lo que podría conducir a mejores tratamientos.

Dicha enfermedad de la neurona motora (MND) – conocida de igual forma como ALS – es un tipo de enfermedad progresiva terminal, que afecta y daña la función de los músculos y nervios, por lo que perjudica gravemente la médula espinal y el cerebro.

La demencia frontotemporal, es una forma de demencia que ocasiona alteraciones en la personalidad y el comportamiento, así como dificultades en el lenguaje. La causa de estas afecciones, es la muerte de las células cerebrales. El reciente estudio demuestra que un mecanismo similar, está envuelto en la conducta de dichas células.

FUS la proteína del orden ambivalente

Los científicos han analizado la proteína FUS, la cual es importante para el buen funcionamiento de las células nerviosas. Esta proteína puede transformar el estado entre las gotas oleosas y las gelatinas más sólidas. Las Enfermedades antes mencionadas hacen que esta proteína quede aprisionada en su forma de gelatina.

El sitio donde se unen dos células nerviosas – Sinapsis – son demasiado activas, por lo que necesitan producir muchas proteínas nuevas, para que los mensajes pasen adecuadamente de una célula a otra. La proteína FUS, se convierte en una gelatina y va liberando las proteínas a medida que se convierte en un aceite.

Sin embargo si FUS persiste en su forma de gelatina, entonces la maquinaria no da lugar a la liberación, por lo que la célula cerebral no funcionará y finalmente morirá.

En relación a la enfermedad de la neurona motora, la FUS, podría haber mutado y estar más predispuesta a quedar atrapada en forma de gelatina.

Y sobre la demencia frontotemporal, el problema radica principalmente en que otras enzimas que facilitan la labor de FUS, puedan cambiar de estado y cambiar su inclinación hacia la gelatina. Estas enzimas son de vital importancia para el tratamiento de ambas enfermedades. Estas enzimas representan el control del proceso, inhibiéndolo u acelerándolo, por lo que es un paso significativo en el desarrollo de estos padecimientos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!