Los colibríes o más comúnmente conocidos como picaflores o pájaros-mosca, son un género de aves bastante peculiar, originarias de América central. Aún así se las puede encontrar hoy en día desde Alaska hasta Sudamérica. Es un género que agrupa únicamente a cuatro especies.

Fisiología de este ave

Como se puede observar son diminutos, su tamaño oscila entre los 11 y los 25 centímetros, siendo el ave más pequeño del mundo. Su peso varía entre los 6 y los 11,5 gramos. Es impresionante de estos pequeños pájaros que pueden batir sus alas de 80 a 200 veces por segundo.Son bastante delicados, viven una media de 3 a 4 años pero muchos no pasan del primer año, aun así hay algún caso excepcional que ha vivido 12 años.

Respecto a su alimentación, [VIDEO] su principal comida es el néctar de las flores, pero completan su dieta con pequeños insectos y arañas que se encuentran. Se ha visto que un ejemplar de este tipo de ave puede visitar de 500 a 3000 flores al día. Son los vertebrados que más alimento consumen respecto a su propio peso, si nosotros comiéramos en proporción como ellos deberíamos comer 130 kilogramos de alimento al día.

Suelen poner solo dos huevos y lo hacen en nidos suspendidos en forma de copa. Cuando están en época de incubación los colibríes son especialmente agresivos y no dejan que otros se acerquen a sus nidos. La hembra acude más de 140 veces al día al nido para alimentar a las crías una vez han nacido.

Curiosidades y peculiaridades

Entrando en este terreno podemos ver que el colibrí tiene una cantidad enorme de peculiaridades respecto a otros aves sobre todo.

La primera que podemos señalar es que es el único pájaro capaz de volar hacia atrás o de quedarse estático en el aire, debido a su batir de alas tan continuo y poderoso, no verás a otro animal parecido quedarse suspendido como lo hace el colibrí. Atendiendo a su vuelo también podemos observar que son los únicos capaces de hacer cambios bruscos en la dirección de su vuelo a voluntad, sin tener que realizar ninguna maniobra especial.

Es sabido que cuanto menor es el animal más rápido late su corazón, pero atendiendo a los colibríes, el suyo en un minuto es capaz de latir aproximadamente 1200 veces y habrán respirado más de 500 veces, comparado con nuestras pulsaciones y respiraciones, que no pasan de 100 y 20 respectivamente en una situación normal, es bastante sorprendente imaginarlo.

Otro dato interesante es que poseen un sentido del tiempo excelente y preciso, saben de dónde se han alimentado y cuando deben volver, por lo que un colibrí sabe de que flores ha extraído el néctar y cuanto tardará en poder volver a alimentarse de ellas. Finalmente decir como curiosidad que debido a su actividad constante y su fisiología siempre están goteando orina, una extrañeza que no pasa en demasiados animales.