El economista, Antón Costas, señala que hay que esperar que en siglo XXI surja una generación de "capitalistas inteligentes o de empresarios con un egoísmo altruista". Recuerda cuando Henry Ford en los años 20 "decidió doblar el salario de todos sus trabajadores en un contexto social político complicado".

El economista señala que Ford justificó el aumento por dos razones. Una era porque el aumento de los salarios "iba a mejorar la productividad y la reducción de la rotación de los trabajadores en su empresa". Por tanto, al aumentar los salarios consiguió una "menor rotación y una mayor productividad".

La segunda razón- explica el economista- fue que quería "tener trabajadores bien pagados para que pudieran comprar sus coches"La empresa Walmart, asimismo, adoptó hace unos dos años "una decisión no de la intensidad de la Ford pero si de esa línea", indica Antón.

El economista señala que esta empresa "decidió subir el salario a los trabajadores que tenían una línea salarial menor". Según el economista, la razón "era la de la rotación. Esta empresa tenía problemas de rotación y de productividad".

"También se podría decir que Walmart lleva en Estados Unidos desde hace varios años sufriendo unas campañas tremendas por parte de sus trabajadores para tener un salario digno". Por tanto, en la decisión podría haber influido está "presión" puede que se haya transformado "en un capitalista inteligente".