No estamos ante un recuerdo de épocas hippies (o jipis, forma castellana admitida por la RAE) ni hemos acudido a la trama de alguna novela lisérgica. Ha sucedido los pasados días, entre el 17 y el 21 de mayo, del presente 2018, en Ibiza. Un campamento organizado para reunir tradiciones de lo más variopinto pretende elevar a la humanidad a un nuevo estado.

Reunión Mundial de Paz y Sanación 2018

El lugar elegido fue Es Canar, en Santa Eularia del Riu, en la isla de Ibiza. Y la reunión convocó a gentes de lo más variopinto, todos con la conciencia y la voluntad de crear un nuevo estado en la humanidad, la elevación a una conciencia mayor del lugar que ocupamos en el universo y un mejor trato al mundo que nos rodea.

Los invitados más importantes, que llevaron la voz cantante y directora, fueron quince y sus orígenes son bien diferentes. También sus prácticas, experiencias y doctrinas sanadoras. Pero eso no es problema para los asistentes a la Reunión Mundial pues, como se advierte en los folletos de convocatoria, se trata de unir y relativizar todos los sistemas de creencias, dogmas en la consciencia del nuevo paradigma científico del universo holográfico y conectado.

Hubo invitados de todas las partes del mundo: desde Europa (el psiquiatra Genevieve Loison y el psicólogo Fabio Paolo Marchesi) hasta Asia (la chamán Olga Letykai y el maestro espiritual indio Laddu Baba), pasando por Sudamérica (la venezolana Carolina Corada y Benki Piyako, representante de los pueblos nativos amazónicos) y África (el iniciado Dogon Wahibpta Fahkara).

Desde la organización buscaban el mensaje de paz de otros líderes espirituales que no estuvieron en este peculiar campamento mágico, como el Papa Francisco [VIDEO].

La finalidad de la sanación y la elevación se conseguirían gracias a la sintonía entre el máximo posible de personas, la meditación y el rezo compartidos, hasta el punto de conseguir una masa crítica que crease una onda transformadora de amor que cambiase el rumbo de la humanidad.

Un nuevo paradigma donde todo es relativizado y las nuevas tecnologías cobran importancia

Las propuestas más curiosas son presentadas en igualdad de posibilidades, de modo que se aplican a gusto del asistente y hasta se engloban en una especie de nueva visión cosmológica, donde todo lo conocido se pone en suspenso, en aras de un pretendido ascenso espiritual.

En este, las telecomunicaciónes y, sobre todo, internet [VIDEO], ayudan a la consecución de una masa crítica humana. Así, Steve Nyatepe ha lanzado al mundo su mensaje de la necesidad de 144 000 meditantes. Alcanzado tal número se iniciaría una corriente sanadora mundial.

Estos días de prácticas sanadoras buscaban crear un milagro de elevación mundial, pero a la vista de las noticias de la prensa, parece que todavía no ha llegado.