Aunque puede parecer lo contrario, una vivienda normal consume una cantidad de energía que puede llegar a ser bastante elevada durante la noche. Lo peor en este caso, es que se trata de un consumo completamente innecesario que se puede evitar con una serie de medidas muy sencillas.

1. Conectar los equipos eléctricos a una base múltiple y apagarla antes de irse a dormir

Los equipos eléctricos que están en stand by consumen energía de manera continua. Naturalmente, este consumo es mucho menor que el que se realiza durante sus horas de trabajo. Sin embargo, se trata de un consumo innecesario que implica gastar energía que conlleva una huella ecológica durante su producción.

Anuncios
Anuncios

La mejor forma de evitar este consumo en stand by es conectar todos los aparatos eléctricos a una base continua o regleta —siempre en condiciones de seguridad y sin sobrecargar la misma— con interruptor para que pueda ser apagada de forma sencilla antes de irse a dormir.

2. Bajar la calefacción o el aire acondicionado media hora antes de meterse en la cama

Tanto en invierno con la calefacción como en verano con el aire acondicionado, la climatización de la casa conlleva con diferencia el mayor consumo de energía al que se tiene que hacer frente en una vivienda. Lo más recomendable para reducir el consumo energético sin necesidad de perder confort es apagar la calefacción o aire acondicionado media hora antes de meterse en la cama. De este modo, se conserva la temperatura deseada en la vivienda y se reduce el consumo energético, que sumado día tras día implicará un ahorro considerable.

Anuncios

3. Cerrar las contraventanas y correr las cortinas

Otro aspecto fundamental a la hora de #ahorrar energía en una vivienda es contar con un buen aislamiento. Tanto en invierno como en verano, cuando se disponga de un sistema de #climatización en casa, es fundamental cerrar las contraventanas y correr las cortinas de las ventanas. De esta forma se mejorará la conservación de la temperatura seleccionada y no será necesario hacer un uso tan potente de los sistemas de climatización domésticos.

4. Instalar un cronotermostato para programar la climatización

A la hora de controlar los sistemas de temperatura en una vivienda, si queremos evitar que se nos olvide apagar los equipos de climatización a la hora correcta, lo más recomendable es instalar un cronotermostato que se ocupe de esta tarea por nosotros. Estos termostatos programables van a darnos mayor libertad y van a ser una herramienta muy útil, y sobre todo cómoda, a la hora de controlar la temperatura doméstica. #eficiencia energética