"Tu lo que quieres es evitarles el sufrimiento", asegura emocionado por televisión María Salmerón, una madre que hace años se negó a entregar a su hija a su ex marido. La desobediencia le costó perder la guarda y custodia de la niña durante un año y medio. La hija de María ahora tiene 17 años, su madre asegura que a la niña nunca la interrogó la justicia sobre su deseo. Por aquella época, cuando María se negó a cumplir el régimen de visitas, la niña tenía 9 años.

María Salmerón fue noticia hace 8 años, por este hecho. Desobedeció a la justicia, pero obedeció el pedido de su hija. La pequeña que había sido testigo de los malos tratos de su padre hacia María, había repercutido en su carácter y su desarrollo.

Anuncios
Anuncios

No quería visitarlo y su madre así lo hizo. La diferencia entre María y Juana, es el lugar de residencia de los niños. La hija de María vivía y aun lo hace en España, sin embargo, los pequeños de Juana residían en Italia, por lo que los Convenios que se incumplen son otros.

“La madre no piensa en ella, piensa en actuar como dice el corazón, no en las consecuencias” sostiene María, quien fue condenada hasta 4 veces por este incumplimiento. En la #Actualidad, la menor reside con su madre, tras ser escuchada judicialmente y aceptar su voluntad. #Violencia de género