En el norte de Inglaterra, el día lunes a las 22,35 hora local, en el Manchester Evening News Arena, donde se desarrollaba el final de la presentación de la cantante estadounidense Ariana Grande, se produjeron 2 explosiones localizadas en el vestíbulo de ese estadio, de la ciudad de Manchester, en ese momento colmado en su capacidad por 20.000 espectadores. Numerosas ambulancias y vehículos de la policía acordonan el lugar, incluyendo la estación de trenes Victoria.

El pánico provocó la huida desordenada de los asistentes, lo que complicó la evacuación del lugar. Un testigo relató a la BBC que la gente aterrorizada, dejaba en su escape hacia el exterior del estadio, un reguero de abrigos, bufandas, celulares y todo tipo de pertenencias.

Anuncios
Anuncios

Alrededor de 50 jóvenes menores de edad, resultaron aislados de sus padres durante las escenas de pánico, protagonizadas por la gran mayoría de las personas, que trataban de salir del estadio a la carrera, en medio de una escena caracterizada por los gritos y el terror. Las autoridades policiales dan cuenta de que, todos ellos han sido alojados en hotel Holiday Inn, a la espera de ser retirados por sus familiares.

La policía de la ciudad, desde su cuenta de la red social Twitter, informa de 19 víctimas fatales y 50 heridos. Por la cercanía al Arena, la estación de trenes Victoria, ha sido cerrada preventivamente, no prestando servicios por el resto el día, así como también otras líneas del ferrocarril. Durante la actuación policial, se detectó la presencia de un bulto sospechoso, que fue neutralizó mediante una explosión controlada en los jardines de la Catedral, resultando finalmente un atado de ropas.

Anuncios

A través de los medios locales se pide a la población que no acuda a los hospitales, si no es por situaciones realmente graves, con la finalidad de reservar espacios de atención para las víctimas del atentado.

Las autoridades policiales, aconsejan alejarse del lugar, e investigan el suceso como un acto terrorista, aunque todavía nada está confirmado. Según recoge The Guardian, el gobierno británico, en la persona de la primera ministra Theresa May ha condenado el hecho, calificándolo como terrible ataque terrorista. Durante la madrugada, May ha convocado al Comité de Crisis. El ministro de Seguridad, Ben Wallace, pide la colaboración de la población, que para cualquier dato o hecho sospechoso, lo informe llamando al número de lucha contra el #Terrorismo.

La línea +44 07712 764 151 de emergencia consular, está habilitada, al servicio de los españoles que necesiten hacer consultas sobre las víctimas o cualquier emergencia relacionada con el suceso. #Turismo