En la divina comedia de Dante se describe el infierno como una sucesión de círculos apilados, el noveno círculo es donde se apresa a los gigantes y titanes; consta de 4 partes, donde cumplen condena los 4 mayores traidores y mentirosos de la historia: Caín, el troyano Antenor, el rey egipcio Tolomeo y Judas. El padre de Nicole Kidman, el doctor Antony Kidman, murió a finales de este mes de septiembre en Singapur, la versión oficial es que ha muerto de una caída o un infarto. Pero en lo que la prensa no hace ni la más absoluta mención es qué hacia este personaje en Singapur, tras haber sido acusado de delitos sexuales y asesinato a menores en Australia, por la víctima y testigo presencial, Fiona Barnett. El abuelo de Fiona colaboraba en un proyecto de la CIA (paperclip: relacionado con científicos nazis capturados) junto con otros científicos de renombre en el campo del control mental y la disociación de personalidad, como: Toos Nijenhuis, Jenny Hill y John Gittinger.

El doctor Kidman había trabajado durante 43 años como psicólogo clínico y director de la unidad de salud psicológica en un hospital de Sydney. Al comienzo de la investigación de la real comisión de abuso infantil, dejó atrás su exitosa carrera como médico para huir a Singapur. Según la testigo, Barnett, fue abusada por su abuelo, el doctor Kidman, dos ex primeros ministros de Australia, un gobernador de la Casa del Parlamento en general y un comisario de la policía estatal. Pero Fiona Barnett no solo aporta su declaración sobre los abusos recibidos, también relata que el 28 de octubre de 1975 asistió a una fiesta en la selva Kiama, donde la drogaron. Al despertarse participó junto con otros niños en una especie de juego de caza, en la que ellos eran las presas y los cazadores les daban muerte.

Todas las denuncias relacionadas con estos temas acaban llegando a la Corte Internacional de Derecho Común de Justicia en Bruselas, donde solamente en relación con el culto del noveno circulo satánico de sacrificio infantil, se investigan los testimonios de otros 60 testigos oculares más. Esta red opera de la misma forma en diferentes países respaldada por las élites, pero, sobretodo, en Estados Unidos, Canadá, Francia, Países Bajos y levante español. Lo más terrorífico de todo este asunto es que los medios oficiales nunca hablaran de esto, porque en todas estas redes están involucrados: policías, psiquiatras, bioquímicos, psicólogos, actores, escritores, políticos, profesores universitarios y médicos entre otros. #Cine