Halloween, la fiesta celta que los pioneros introdujeron en el nuevo mundo, pero que tiene sus raíces en Inglaterra, Irlanda, Escocia y Francia, tierras habitadas por los celtas hace unos 3.000 años. Eran un pueblo guerrero y el 31 de Octubre lo dedicaban a Samhain, uno de sus dioses.

Los rituales que se practicaban esa noche eran de purificación y tenían por objeto alejar las malas energías y atraer las buenas. La noche del 31 de Octubre era la del final del año celta.

Los rituales de Feng Shui para Halloween [VIDEO] están enfocados también a eliminar lo que no nos sirve o incluso nos molesta llenando nuestra vida y nuestro hogar con las energías que realmente necesitamos para vivir en armonía y atraer prosperidad.

Ritual de limpieza para cumplir deseos

Vamos a tomar un cuenco de cerámica o terracota. Una vela blanca. Papel y lápiz y una hoja de laurel que no esté seca.

Un poco antes de las doce de la noche de Halloween encendemos la vela y escribimos en el papel todo aquello que durante este año nos ha dañado, todo lo que queremos eliminar. Lo doblamos y lo encendemos con la llama de la vela quemándolo en el cuenco. Esas cenizas las arrojaremos a una corriente de agua para que todo lo negativo se aleje, puede ser el inodoro.

En la hoja de laurel escribimos nuestro principal deseo, aquello que realmente necesitamos. Hay que tener en cuenta que este es un ritual espiritual por lo que no es indicado para pedir cosas materiales como joyas o dinero.

Esa hoja la ponemos en una cajita de madera que guardaremos en el fondo de nuestro armario ropero, donde nadie pueda verla y no la abriremos hasta que nuestro deseo se cumpla.

Entonces la enterraremos en una maceta para devolverla a su elemento.

Ritual para la prosperidad

El color naranja pertenece al elemento fuego y atrae el optimismo y la alegría. Pon en el salón de tu casa varias calabazas naturales o de cerámica [VIDEO], lo importante es que dentro de cada una enciendas una vela. Incluye en la decoración una cesta con fruta y verduras y un cuenco con arroz para que nunca falte la comida en tu casa.

Quema incienso de Sándalo y repártelo por toda la casa para limpiarla de energías estancadas y atraer la prosperidad.

Ritual para la suerte

Este sencillo ritual debes hacerlo al caer la tarde del 31 de octubre.

Debes utilizar una castaña para cada persona a la que quieras favorecer de tu familia y amigos, también para ti, naturalmente.

Una ramita de canela para cada castaña y un puñado de hojas de laurel seco con las que luego las cubriremos. Incienso de Sándalo o Mirra que son muy buenos como purificadores de energías.

Una vez encendida la varita de incienso, procede a pasar 8 veces cada castaña por el humo que desprende.

Recuerda que el número 8 en #Feng Shui es el de la suerte, la prosperidad y el crecimiento.

Haz lo mismo con las ramitas de canela y las hojas de laurel.

Con un rotulador blanco o con pintura blanca escribe en cada castaña la inicial de la persona a quien va destinada. Colócalas en un bol de cerámica con la inicial hacia arriba, cubre cada una con su ramita de canela y cúbrelo todo con las hojas de laurel seco.

Ese bol así armado debe pasar la noche fuera de la casa, en una ventana, mesa, etc. Lo importante es que reciba el rocío de la noche. En la mañana del 1 de noviembre, retira hojas y ramitas, entiérralas en macetas de tu casa o en el jardín y procede a regalar a cada persona elegida su castaña.

Se debe guardar en la mesita de noche o bajo la cama durante todo el año y el próximo 31 de Octubre hay que enterrarla en una maceta o en la tierra devolviéndola a su elemento e iniciando el ritual con nuevas castañas para que la suerte siempre nos acompañe.

Tanto si practicas habitualmente o no el Feng Shui, te recomiendo estos sencillos rituales que puedes realizar con la familia o los amigos finalizada la cena de Halloween. Y no olvides tener muchos dulces a mano para obsequiar a quien llame a tu puerta esa noche. Toda la energía positiva que atraigas a tu casa repercutirá también en tu vida. ¡Feliz Halloween! #Televisión #Astrología