La Universidad de Stanford está desarrollando gadgets para smartwatches que podrán analizar la actividad fisiológica humana, permitiendo detectar Enfermedades como el SARS-CoV-2 (Coronavirus, COVID-19).Esta tecnología estará disponible, en principio, solo en smartwatches de las marcas estadounidenses Apple, Fitbit y Garmin. El Laboratorio de Innovación en Cuidados de Salud de la Medicina de Stanford, institución a cargo del proyecto, espera ultimar la tecnología en los próximos meses. A comienzos de año, el proyecto inició con el nombre de "Estudio de Dispositivos Usables de Coronavirus", cuando el COVID-19 ya comenzaba a generar alerta en todo el mundo.

Cómo funciona esta tecnología para smartwatches

De acuerdo con los investigadores a cargo del estudio, los gadgets desarrollados evalúan una serie de ítems para determinar la salud del usuario. Entre ellos se encuentra la temperatura corporal, la saturación del oxígeno pulmonar y la frecuencia cardíaca. Al portar el smartwatch, la persona tendrá un monitor en tiempo real que arrojará informes y alertas a través de una app.

De este modo, el virus será detectado tempranamente para así saber, si el usuario padece coronavirus en su etapa asintomática. Los expertos estiman que en promedio, el virus podrá detectarse entre 9 y 10 días antes de padecer síntomas. La prontitud ayudará a que el paciente, al recibir la alerta, acuda a los centros asistenciales y evite el contagio comunitario, principal agente de propagación del coronavirus.

La investigación avanza a pulso con la pandemia

En este momento, el estudio se encuentra culminando su primera fase, con la cual se podrán tener los primeros resultados concretos. Inmediatamente después, los expertos arrancarán con la segunda fase. En ella, la meta es reducir el margen de irregularidad de los resultados obtenidos en cada análisis realizado por los smartwatches.

La investigación de la Universidad de Stanford actualiza a diario información recabada sobre el avance de la pandemia.

Scripps Research Institute y Fitbit han impulsado el desarrollo de esta tecnología para smartwatches, trabajando de la mano con la Escuela de Medicina de Stanford. Al completar el desarrollo de los gadgets, los científicos esperan no solo obtener un reporte temprano y preciso, sino también un informe completo sobre el estado de salud real del paciente.

El margen de errata, el gran desafío de los gadgets para smartwatches

No obstante, los investigadores aclaran que será imposible detectar el 100% de los casos de coronavirus analizados. De igual manera, será muy difícil reducir la errata de análisis en smartwatches de pacientes que padezcan otras enfermedades como asma, diabetes o hipertensión aguda. Si la lectura arrojada es irregular, el usuario recibirá igualmente una alerta preventiva.

De este modo, las personas sabrán que deben acudir al médico para descartar un posible positivo de COVID-19. Cada día, los especialistas de Stanford buscan perfeccionar la lectura de los gadgets. Para ello, el equipo de expertos a cargo del estudio reclutará voluntarios que hayan padecido coronavirus durante un período máximo de dos años.

Los colaboradores deben ser mayores de 18 años, tener residencia norteamericana y poseer un smartwatch. Cualquier remuneración o inversión por parte de los voluntarios está totalmente descartada, solo cuenta la disposición de colaborar con estos gadgets anti coronavirus. Para ser voluntario, las personas deben registrarse a través de la web de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!