Como si del episodio "Nosedive" de la exitosa serie Black Mirror de Netflix se tratase, desde octubre del pasado año 2017 ya empezó a especularse sobre la implantación de una medida polémica en China, la cuál consistiría en un sistema de puntuación que se aplicaría sin distinción a todos los ciudadanos.

El "Crédito social"

De la puntuación de cada ciudadano, que iría en función de calificaciones financieras, sociales, crediticias políticas y legales, éstos podrán acceder a una sería de servicios o, en caso de no cumplir con los requisitos necesarios, se les negarían una serie de servicios, como lo puede ser el uso de trenes o aviones.

El Gobierno chino considera que el "Crédito social" serviría para controlar e informar sobre el nivel de confianza de una persona, de modo que todas aquellas personas que sean clasificadas como "no confiables" no podrán salir de cierta zona aunque tuvieran que hacerlo de forma obligatoria por una emergencia personal, médica o laboral.

¿A quienes afectará?

Esta medida entrará en vigor el 1 de mayo de este mismo año, fecha a partir de la cual se establecerá un periodo de prueba para ver si el proyecto es funcional, en caso contrario, éste cesará. En caso de que el proyecto salga adelante, las personas "no confliables" tendrán que esperar un año hasta que se revise su situación y se decida si se les puede levantar el castigo.

Las personas que obtengan dicha restricción serían, en su mayoría, personas que hubieran cometido algún acto delictivo en el último año, dado falsa información sobre el terrorismo u otra clase de información política que fuera en contra del Gobierno o de alguna institución pública. Esta prohibición también se aplicaría a las personas que hubieran causado problemas en un vuelo o que hubieran sido sorprendidas fumando dentro de un tren o cualquier otro tipo de trasporte público.

Las personas que no hayan pagado sus debidos impuestos o que no hayan sido del todo sinceras en su declaración de la renta, por ejemplo, también se verán afectadas por la restricción del transporte. En todo caso, no queda del todo claro que clase puntuación será esta ni como se aplicará a infracciones menores. Al menos por el momento, esta medida ya habrá colocado en la lista a negra a más de 7 millones de personas en el país asiático, cifra que, sin duda, podría aumentar considerablemente una vez que se implante dicha medida.

También se especula que la versión definitiva del "Crédito social" esté lista para el año 2020.

Todos los países del mundo están a la expectativa de este espeluznante proyecto. Ahora será cuestión de ver si esta medida es compatible con la Declaración Mundial de los Derechos Humanos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!