Una nueva noticia relacionada con prácticas fraudulentas a consecuencia de la COVID-19 se ha hecho eco en los medios de comunicación. La detenida se había ido de compras para gastar una cantidad elevada en diferentes productos de alta gama defraudando por realizar esta actividad, ya que el dinero que había recibido era para otro fin que nada tenía que ver con la adquisición de productos de lujo.

La detenida se gastó 124.000 euros en varias marcas

Las diferentes historias relacionadas con el Coronavirus hacen que la opinión pública se sorprenda ante un nuevo caso de fraude económico relacionado con ayudas para paliar los problemas de las empresas frente a la pandemia.

La mujer fue detenida tras gastar una cantidad que ascendió a 124.000 euros y que no empleó para su negocio, tal y como lo había solicitado.

El dinero que la Mujer recibió de manera fraudulenta lo utilizó para gastarlo en diferentes marcas conocidas. Además, la detenida tuvo tiempo de gastar parte de esa importante cantidad en una tienda de diamantes, según han informado las fuentes que han dado esta sorprendente noticia.

La mujer detenida solicitó esa cantidad para un fondo de ayudas COVID

Jasmine Johnnae Clifton, la detenida por esta actividad fraudulenta, compareció la semana pasada ante el juez de Carolina del Norte (EE.UU). Al parecer, la joven detenida de 24 años solicitó una cantidad económica para un fondo de ayudas COVID que, posteriormente, se ha podido demostrar que el uso de esa elevada cantidad fue destinado a otra actividad ajena a la solicitada por la mujer detenida.

El juez que ha llevado este caso le ha concedido libertad bajo fianza, aunque le ha añadido varios cargos por fraude, por lo que podría ingresar en prisión a causa de estos hechos delictivos.

La joven detenida proporcionó datos falsos para solicitar la ayuda económica

Según las fuentes informadas, la mujer detenida abrió el pasado 2019 un negocio relacionado con la venta de ropa a través de internet.

La tienda, Jazzy Jas, tuvo que cerrar varios meses después de su apertura. La detenida, a pesar de haber cerrado esta tienda, se dedicó a falsear diferentes datos para poder solicitar las ayudas económicas que las autoridades han destinado para este tipo de ciudadanos a consecuencia de la pandemia.

Un mes después de pedir la ayuda, la detenida recibió en su cuenta 149.900 dólares.

Los datos fiscales demostraron que la mujer detenida malgastó ese dinero en diferentes tiendas sin hacer uso de la ayuda para lo que había solicitado dicha cantidad. La mujer podría enfrentarse a una pena de cárcel que podría llegar a los 30 años y una multa de más de un millón de dólares, por lo que su libertad condicional podría variar.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!