Un niño de tres años estaba en casa celebrando su fiesta de cumpleaños junto a su familia y amigos cuando encontró un arma de fuego y comenzó a jugar con ella sin que ninguno de los adultos se percatara. Entonces, la pistola se le disparó y la bala le alcanzó en el pecho. Según ha informado la Oficina del Sheriff del Condado de Montgomery, al chico lo llevaron de urgencia a una estación de bomberos cercana, pero no pudo superar las heridas y falleció.

La tragedia ocurrió porque los adultos presentes en la fiesta no estaban pendientes del niño

El accidente sucedió el pasado sábado, 25 de octubre, en Porter, Texas (ciudad situada a unos cuarenta kilómetros al norte de Houston), durante la celebración del tercer cumpleaños del pequeño.

Los familiares y amigos estaban jugando a las cartas en el momento en que escucharon el disparo, según han comunicado a la policía.

Avisaron enseguida a urgencias y trasladaron al muchacho a una estación de bomberos cerca de allí donde hicieron todo lo posible por salvarlo; sin embargo, las heridas que la pistola le había provocado en el pecho eran demasiado graves para que un niño de tan corta edad las aguantara y acabó falleciendo.

La familia le ha indicado a los expertos que están indagando el caso que lo más probable es que el arma se le cayera a alguno de ellos del bolsillo y el niño la encontró. De momento es la hipótesis a la que se están aferrando las autoridades para continuar con la investigación.

Las muertes de niños en E.U.A. han aumentado desde el cierre de colegios por el coronavirus

La organización Moms Demand Action alertó del aumento de este tipo de desgracias desde que muchas escuelas se vieron obligadas a cerrar debido a la pandemia del Coronavirus. Moms Demand Action es una corporación que está en contra de que en Estados Unidos una tercera parte de los adultos tenga, como mínimo, un arma de fuego en su hogar.

Christine Parker, la representante de esta organización en Texas, indicó lo importante que era mantener estos objetos guardados en un lugar en el que los Niños no puedan acceder. Sobre todo en este momento en el que tantos menores pasan más tiempo en los hogares por la pandemia de la COVID- 19.

Casi un centenar de niños y menores han fallecido este año por manipular armas de fuego

Desde que comenzó el 2020, los investigadores de la asociación Every Town for Gun Safety han relacionado 97 muertes de niños o menores con "disparos no intencionales". El estado de Texas en Estados Unidos es uno de los lugares donde conseguir un arma de fuego y llevarla encima es muy sencillo, debido a que sus leyes en materia de tenencia de armas son muy laxas. Las asociaciones estadounidenses que defienden el manejo de armas afirman que su posesión y disfrute está garantizado por la Segunda Enmienda de la Constitución.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!