El niño inglés con autismo llamado Ronnie de 12 años, junto con su hermano Jimmy de 11 años, se fueron de su casa en Londres, mientras su madre estaba dormida. Pero la madre llamada Daniella Potter quiso comentar lo que le pasó a Ronnie. Según ella, sus hijos se encontraron con un grupo de jóvenes y les dieron una lata que dijeron que lo que había dentro era solo ginebra. Pero lo que había dentro no era solo ginebra, ya que también había una sustancia tóxica, lejía.

El grupo de jóvenes se fueron corriendo cuando Ronnie cayó al suelo

Esto sucedió en el primer momento que el niño con autismo dio un tragó a la supuesta bebida de ginebra.

Los jóvenes huyeron sin ayudar al niño, dejándolo solo con el hermano pequeño. Jimmy se asustó tanto que pensaba que su hermano mayor estaba muerto. Pero fue gracias a una mujer que vio a los dos menores y decidió llamar a una ambulancia donde llevaron a los hermanos a un hospital al sur de Londres, el hospital St. George, nada más llegar Ronnie fue llevado a la zona de Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos para tener que ser inducido a coma.

Jimmy, desde el momento que vio caer a su hermano al suelo, se quedó en shock sin saber cómo actuar, ya que por la mente del más pequeño solo le pasaba por la cabeza que su hermano mayor estaba muerto. Incluso en el hospital todavía lo pensaba y por suerte ese pensamiento fue eliminado cuando los médicos comentaron que estaba vivo, y posiblemente en pocas horas o en pocos días, Ronnie vuelva a casa junto a su hermano, madre y abuela después de pasar aquel mal rato.

Aunque ahora mismo el niño ya está fuera de peligro, la abuela quiso que todo el mundo supiera lo que le había pasado a su nieto, en una campaña en "Go Fund Me" donde no solo comenta lo sucedido si no también lo que le dice Ronnie, "el cual no entiende por qué no cae bien a nadie y tampoco entiende por qué sus supuestos amigos le han echo eso". Y gracias a esta campaña se recaudado casi 2.000 libras (unos 2.200 euros aproximadamente).

Los menores ya han sido detenidos

Aunque también la madre quiso que todo el mundo supiera lo que pasó a su hijo mayor, a través de la red social Facebook, pero no solo habló de eso, también de peligro de tomar alcohol y drogas, y las bromas estúpidas que no se piensa en el peligro de las cosas, no importa nada excepto en la diversión. Los policías londinenses consiguieron localizar al grupo, (que Ronnie pensaba que eran sus amigos) que presuntamente provocaron que el niño fuera llevado al hospital, un día después de ese suceso, esto para ellos podría ser clasificado como un delito grave, aunque todavía los investigadores están intentado explicar y aclarar el suceso.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!