Bernardo Montoya, el asesino de Laura Luelmo, estaba cobrando el paro desde el mes de octubre del 2018, cuando salió de prisión, después de 21 años de estar encerrado, por haber trabajado en el tiempo que estuvo detenido, teniendo derecho a recibir una prestación por ello.

Pero esto le fue suspendido, y ahora le está solicitando al Servicio Andaluz de Empleo, que le paguen el paro, para poder destinar este dinero al pago de los servicios profesionales de un abogado, quien lo representaría en el juicio que debe enfrentar por abuso sexual y asesinato, aunque ahora niega haber sido el autor del crimen.

Después de haber tenido dos abogados que los representaran judicialmente, será Miguel Rivera quien asuma su defensa de Montoya ante el juicio que tiene que enfrentar. El acusado espera que le sea aprobada su solicitud de cobro de desempleo, para poder pagar los honorarios profesionales y poder salir rápido de prisión.

La petición de Montoya ante las autoridades

Montoya, quien ha realizado una carta donde expone su situación, afirma que no pudo sellar el paro correspondiente al 23 de enero, ya que se encontraba en ese momento cumpliendo con prisión preventiva, hecho que ha causado que la tarjeta de empleo deje de tener validez.

La carta la envió el 30 de enero al Servicio Andaluz de Empleo, desde la cárcel de Sevilla II, en la que explica toda su situación a la entidad, y argumentando que el dinero lo necesita para poder pagar a su abogado, recalcando que aún no ha recibido una condena y que se encuentra detenido esperando el juicio por el asesinato de Laura Luelmo.

En la misma misiva, Montoya explica que el estaba cobrando regularmente su prestación por desempleo, mensualmente, todos los días 10, en su cuenta del banco, tras salir de prisión en octubre.

La institución carcelaria ya ha iniciado el procedimiento administrativo correspondiente, faltando un último paso para que Montoya pueda cobrar sus prestaciones por desempleo, que es la aprobación del Servicio Público de Empleo Estatal.

Bernardo Montoya, está a la espera de juicio, luego de ser acusado por el crimen de la zamorana Laura Luelmo, ocurrido en el pasado mes de diciembre, en El Campillo, Huelva. En estos momentos, el acusado afirma que el no realizó el crimen contra Luelmo, sino que fue su ex novia quien lo cometió, debido a que se sentía celosa luego de haber tenido una discusión, cosa que ella niega rotundamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!