Con tan solo un mes de nacido, se encuentra hospitalizado un bebé en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Joan XXIII de Tarragona, con lesiones en la cabeza, que le han causado una hemorragia cerebral, con lesiones compatibles con maltrato, siendo los principales sospechosos, sus padres, aunque fueron estos quienes lo llevaron al centro de salud.

Los padres, quienes ya se encuentran detenidos, son una pareja de jóvenes de españoles, de 21 y 22 años, a quienes se les acusa de violencia física habitual en el ámbito doméstico y quienes se encuentran en comisaría, en espera de las acciones judiciales a seguir.

El estado del pequeño que fue maltratado por sus padres

El estado de salud del pequeño es bastante grave. La alarma sobre un posible caso de maltrato, fue dada por una trabajadora social del centro de salud, dándose inicio a todo el protocolo estipulado para cuando se presentan este tipo de situaciones.

Los padres, ya habían afrontado en una ocasión, acusaciones de maltrato infantil, con otro hijo, pero fueron archivadas por falta de pruebas suficientes, siendo ya la segunda vez que son acusados por delitos de maltrato y lesiones, lo que se presume no sea solo coincidencia.

El bebé, llegó al centro de salud, en estado de inconsciencia y con vómitos y con signos de haber sido golpeado en la cabeza, presentando hemorragia intracraneal. Los exámenes practicados también mostraron que el pequeño presentaba lesiones óseas ocurridas con anterioridad.

Las medidas a tomar para proteger al pequeño

Al ser notificada la Dirección General de Atención a la Infancia, sobre el caso de maltrato, envió de manera inmediata al hospital, a un equipo de trabajo para que hiciera la valoración del caso, los resultados de esta valoración, fueron los que determinaron las acciones a seguir.

Al mismo tiempo, se ha abierto la investigación pertinente sobre como ocurrieron los hechos y del entorno familiar.

La tutela del menor la ha asumido La Generalitat catalana, junto a otras medidas para salvaguardar la integridad del bebé.

En el momento de iniciarse un juicio, la Generalitat actuaría como parte acusadora, siempre en defensa de los derechos del bebé, a quien se le ha abierto un expediente para declararlo como desamparado. Este es el segundo caso de maltrato infantil, que ocurre en menos de un mes, ya que en enero, murió un bebé de dos meses de edad, después de 17 días de hospitalización.

En este caso, el padre del niño sigue detenido preventivamente, en espera del juicio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!