Los Animales pueden tomar justicia deliberadamente o no. Es el caso de un grupo de cazadores furtivos que fueron asesinados para luego ser devorados por leones. Informes señalan que los cazadores irrumpieron de forma furtiva a las instalaciones de una reserva ecológica en Sibuya en Sudáfrica, con la intención de cazar rinocerontes. Lo que encontraron fue a algunos leones hambrientos.

Un camino errado en busca de rinocerontes

El vigilante y dueño de la reserva, Nick Fox asegura que fue el día lunes mientras se encontraba patrullando cuando encontró los rastros de ropa desgarrada de tres personas.

Los cazadores se desviaron hacia los dominios de los leones, así que no tuvieron demasiado tiempo para poder escapar, asegura el vigilante. No se sabe la cantidad exacta que de personas fallecidas, ya que queda mucho por analizar.

Las autoridades investigaron la manera en cómo los cazadores ingresaron a la reserva. También se confirma que los restos fueron hallados el martes en la mañana. El guardaparques expresa la fortuna de que las personas no llegaran hasta los animales ya que en 2016 perdieron a tres rinocerontes.

En las reservas de África quedan menos de 25.000 rinocerontes de distintas especies, debido a la caza indiscriminada por sus cuernos, que son el principal producto del mercado negro de Asia. Las reservas se encuentran constantemente bajo ataque por distintos grupos de cazadores.

Un informe reveló que los animales están siendo sacrificados a un ritmo alarmante de tres rinocerontes por día a manos de grupos de cazadores como el de la reserva de Sudáfrica.

Los biólogos saben de la gravedad del asunto

Los conservacionistas saben acerca de la gravedad del asunto ya que el rinoceronte negro, el cual es una de las especies más amenazadas, está a punto de la extinción.

Otros métodos que se están adoptando es el de criarlos como ganado para estar más cerca de ellos y estar pendientes de su procreación. Y quizá en el acto de subsistencia más doloroso, los guardaparques de África separan preventivamente los cuernos de los mamíferos para que los cazadores furtivos no tengan esa tentación de matarlos.

En el caso de los cazadores furtivos asesinados por los leones, es lamentable lo que les sucedió a estas personas, sin embargo, parece que el círculo de la vida jugó su parte.

Aun así, el rinoceronte continúa su lucha por la conservación y no ser borrado del mapa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!