Ayer tuvieron lugar la entrega de los premios Tony, aquellos que premian lo mejor del teatro estadounidense de la temporada, en la que destacó por encima de todas las obras con diez estatuillas, The Band’s Visit, inspirada en la película del mismo nombre y que narra el periplo por Israel de una banda de música egipcia que están allí por error.

La otra ganadora fue la adaptación del personaje de Harry Potter en Harry Potter and The Cursed Child que se alzó con seis galardones. Durante la entrega de premios, el actor Robert de Niro subió al escenario para entregar un premio especial a Bruce Springsteen por su espectáculo en directo.

El claro y directo mensaje de Robert de Niro

Antes de introducir a Springsteen, el actor conocido por papeles en películas como Taxi Driver, Toro Salvaje o El Padrino 2ª parte, se refirió al presidente Donald Trump, y aunque la realización del espectáculo intentó tapar sus palabras con pitidos, el público le ovacionó por completo dando una muestra del descontento que el sector teatral y artístico tiene hacia el presidente norteamericano conocido por sus salidas de tono y desplantes.

Es conocida por todos, la animadversión que el actor neoyorquino tiene hacia su presidente y está claro de qué no hace ningún tipo de esfuerzo en disimularlo así que en este caso, ante la audiencia, dijo lo siguiente “solamente quiero decir una cosa: Fuck Trump” ante lo cual ocasionaron los aplausos entusiastas del auditorio.

Springsteen en Broadway

Tras ese hilarante momento, volvió a referirse a Bruce Springsteen y su premio Tony especial por su espectáculo íntimo “Springsteen on Broadway”, un espectáculo en el que el Boss canta canciones acompañado tan solo de una guitarra acústica y un piano mientas comparte historias de su autobiografía, la cual publicó en 2016 titulada Born to Run.

Eso sí y el espectáculo es muy íntimo al contrario de sus giras en grandes estadios con una multitud de público, pero la entrada para verlo en Broadway es bastante cara, llegando a costar incluso 850 dólares.

De Niro hizo algún chiste acerca del precio de las entradas: “¿tienen ni idea de lo difícil que es conseguir un ticket para el show de Springsteen en Broadway?

Es más fácil obtener uno para Hamilton” (el musical galardonado con el Tony hace un par de años).

Para finalizar, el actor neoyorquino también tuvo un gesto cómico hacia el cantante premiado, al referirse a él como “Jersey Boy” a lo que poco después Bruce subió al escenario a recoger el galardón y tocando ante una audiencia emocionada la sentida My Hometown.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!