Un hombre en Texas casi muere al tratar de salvar a su esposa de una serpiente de cascabel. El incidente ocurrió en Texas, cerca de Corpus Christi, justo antes del Día de los Caídos en Estados Unidos que se celebra el 28 de mayo.

Milo Sutcliffe se encontraba con su esposa en su jardín cuando de repente vieron a la serpiente. Él inmediatamente reaccionó, tomó una pala y se la lanzó cortándole la cabeza a la serpiente. La pareja pensó que habían matado al reptil, pero la serpiente decapitada regresó y lo mordió dejándolo en coma y a su esposa desesperada.

¿Cómo ocurrió el accidente?

Jennifer, la esposa del hombre relató un poco lo sucedido, dijo que el fin de semana del Día de los Caídos se encontraban trabajando en la jardinería.

Ellos se estaban preparando para un encuentro familiar cuando se encontraron con la serpiente cascabel occidental de aproximadamente 4 pies de largo. Ella dice que al ver a la serpiente gritó desesperada y causó una reacción repentina en su esposo, el cual reaccionó cortándole la cabeza al animal. Cuando creyeron que la serpiente estaba muerta, la señora Sutcliffe regresó a su casa, pero a los pocos minutos escuchó los gritos de su esposo, ella salió hacia el patio y se encontró que su esposo había sido mordido por la serpiente y que los colmillos del cascabel estaban dentro de la mano de su esposo.

La vida de la víctima se salvó gracias a la rápida asistencia médica

Resulta que Milo había intentado tirar los restos de la serpiente que creía muerta y se encontró con la mordida.

Lo que ocurrió inmediatamente después de la mordedura, fueron los síntomas del envenenamiento. Milo Sutcliffe presentó rápidamente pérdida de visión y hemorragia interna, luego de que el veneno se introdujo en su cuerpo y viajó a través del torrente sanguíneo.

La mano se inflamó y se deterioró rápidamente. En imágenes en redes sociales se observó la mano del hombre llena de manchas y muy inflamada.

El hombre afortunadamente está vivo y se salvó de la mordedura cargada de veneno, después de que los médicos lo asistieran y le introdujeran 26 antivenenos en su cuerpo.

Afortunadamente su esposa rápidamente llamó al servicio del 911 y el hombre fue asistido y llevado al centro hospitalario. Actualmente Milo se está recuperando en el hospital y los médicos dijeron que la función renal todavía está mejorando.

Las serpientes pueden atacar incluso después de muertas

Los expertos saben y han informado que las serpientes luego de que están muertas siguen teniendo acciones reflexivas, aunque han perdido la mayoría de las funciones básicas del cuerpo. Esta acción es parecida a la del pollo que luego de ser matado puede seguir moviéndose, aunque le hayan cortado la cabeza.

Cuando las cabezas de las serpientes están fuera de su cuerpo, estas no son capaces de controlar la cantidad de veneno que expulsan, así que es probable que el hombre haya recibido una cantidad importante de veneno.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!