Los funcionarios de cadena de cafeterías de los Estados Unidos dijeron este miércoles en una rueda de prensa que le otorgarían un fondo de $ 200,000 para ayudar a los nuevos empresarios luego de que fuera arrestado en Starbucks dos personas de color en, dicho suceso posibilito este acuerdo. Rashon Nelson y Donte Robinson fueron arrestados en Filadelfia el 12 de abril, lo que desató la indignación internacional, las protestas en los puntos de venta de Starbucks y la angustiosa búsqueda de conciencia sobre los persistentes problemas de discriminación racial de Estados Unidos.

La oficina del alcalde dijo que Nelson y Robinson habían acordado no demandar a la ciudad, a cambio de $ 1 cada uno y el acuerdo de la ciudad de otorgar $ 200,000 a un programa piloto para estudiantes de escuelas secundarias públicas que desean convertirse en empresarios. Me complace haber resuelto los posibles reclamos contra la ciudad de esta manera productiva, dijo el alcalde de Filadelfia, Jim Kenney. "Espero ver los frutos de este esfuerzo en los próximos meses y años, agregó.

Otros acuerdos

Starbucks también llegó a un acuerdo con Robinson y Nelson esta semana, anunció la compañía el miércoles. Ese acuerdo incluirá un acuerdo financiero así como una escucha y diálogo continuados ... y acciones y oportunidades específicas agregó.

Starbucks ha intentado reparar el daño a su imagen pidiendo disculpas y ordenando a todas sus tiendas y oficinas corporativas en los Estados Unidos que cierren por una tarde el 29 de mayo para llevar a cabo educación de prejuicios raciales.

El 29/05, cerraremos las tiendas propiedad de empresas de los EE. UU. Para llevar a cabo capacitación sobre prejuicios raciales para abordar el sesgo implícito y prevenir la discriminación.

Estamos examinando con rigor quiénes somos como compañía. Estamos avergonzados y reconocemos que el sesgo racial es un problema que debemos abordar. El jefe de policía de Filadelfia, Richard Ross, quien es afroamericano, también se disculpó públicamente, admitiendo que "falló miserablemente" con su respuesta inicial.

Ross fue ampliamente criticado después de que inicialmente dijo que sus "oficiales no hicieron absolutamente nada malo" durante los arrestos que siguieron a una llamada al 911 de un trabajador de Starbucks que dijo que los hombres estaban traspasando después de negarse a comprar cualquier cosa.

La policía dijo que los agentes cortésmente le pidieron a Nelson y Robinson que se fueran antes de arrestarlos. Según los informes, primero pidieron usar el baño, pero se les dijo que era solo para pagar a los clientes.

Posición de la policía en el caso

Un video, que se viralizó luego de que un cliente lo publicara en las redes sociales, mostró a agentes de policía uniformados interrogándolos y luego esposándolos a pesar de que no ofrecieron resistencia. La abogada de los dos hombres, Lauren Wimmer, le dijo a un afiliado de CBS en Filadelfia que habían estado esperando que llegara un tercer hombre para una reunión de negocios. En estados unidos los casos raciales aun no cesan, pero las lecciones dejan algo que aprender respecto a este caso tan complejo que se vio involucrado funcionarios y policías de los estados unidos.

Con las protestas y las manifestaciones pasivas de las comunidades según algunos analistas las personas de color adquirirán la máxima igualdad social cada día mas.