En las últimas horas, toda Francia se ha visto conmocionada por un nuevo acto terrorista. Ésta vez, un hombre de origen marroquí (en lo que se conoce como un "lobo solitario") que se identificó como miembro de ISIS (Estado Islámico) ingresó en un supermecado de la pequeña localidad de Trébes, en la región francesa montañosa de Aude. Luego de herir a un oficial de policía con un arma de asalto Kalashnikov desde un automóvil, a eso de las 11 de la mañana, se dirigió desde Carcassone a Trébes e ingresó al supermecado "U". Utilizó el estacionamiento del mismo y luego entró a tomar rehenes. Previamente, le había robado el automóvil a un conductor, el cual lamentablemente falleció.

De acuerdo a la Gendarmería, por el momento se contabilizan 3 personas muertas, 3 heridos graves y al menos una docena de heridos leves. Por otro lado, el policía acribillado en Carcassones se encuentra en estado delicado, debido a un disparo en su pulmón. El atacante ha establecido comunicación con la policía y demanda la inmediata liberación de Salah Abdeslam, único sobreviviente de los atentados en los cafés de París y el Estadio de Francia.

De acuerdo a los testimonios de las personas que pudieron huir del lugar, el hombre habría gritado "soy un soldado de ISIS", e inmediatamente asesinó a dos personas, empleados del supermercado.

El atacante, de 25 años, es conocido por los servicios de seguridad e inteligencia, y su radicalización era bien conocida.

Además, posee antecedentes de posesión de drogas y robo. En éste momento, su madre y sus dos hermanas se encuentran en las inmediaciones del supermercado, con el fin de cooperar con el diálogo. Sin embargo, las fuerzas policiales evalúan la posibilidad de que desee "morir como un mártir".

Acto terrorista

Así lo catalogó el gobierno francés. Edouard Philippe, Primer Ministro, afirmó que "las informaciones con las que contámos dan claros indicios de que se trata un acto terrorista".

Por su parte, el Presidente Emmanuel Macron se dirigirá hoy a la nación desde la Cumbre de Bruselas. Mientras el atacante mantiene siempre al menos a un rehén con él, se cree que una acción de las fuerzas especiales para neutralizarlo es inminente, si bien aún no se sabe si cuenta con explosivos, ni de qué armamento dispone.

3 Helicópteros sobrevuelan el área mientras dichas fuerzas especiales analizan su siguiente movimiento, aunque han anunciado que su prioridad es salvar a los rehenes (aún no se sabe la cantidad exacta).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!