El Ministerio de Consumo firmará este jueves una orden para endurecer los requisitos de la venta de mascarillas higiénicas. De esta forma, solo podrán ser comercializadas las que hayan sido testadas en laboratorios acreditados, por lo que aquellos vendedores que incumplan esta normativa tendrán que hacer frente a una sanción que supondría el cierre de su establecimiento durante cinco años.

Según fuentes del departamento, Alberto Garzón, ministro de esta cartera, firmará este jueves la nueva orden que, entre otras novedades, incluye un periodo transitorio para adecuarse a las nuevas medidas y a la acreditación de los laboratorios.

También fijará las obligaciones que se deberán cumplir en el etiquetado y comercialización de las mascarillas. Pero no solo eso, en dicho documento se define además el concepto de mascarilla, accesorios y la eficacia de filtración que estas deben tener.

30 días para adecuarse a la nueva normativa

La nueva normativa entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, pero los laboratorios contarán con un plazo de treinta días para adecuarse a la normativa. Mientras tanto, las mascarillas que están en el mercado podrán ser comercializadas, pero no con la denominación de higiénicas.

El Ministerio de Consumo considera que en este momento, en el que hay capacidad para cubrir el 90% de la demanda, se deben ampliar las exigencias para garantizar la seguridad frente al Coronavirus que se contemplaron en la orden de 19 de abril de 2020, porque en esa fecha había falta de stock.

Las novedades de la nueva normativa de Consumo

Existirán más obligaciones en el etiquetado y la comercialización, como, por ejemplo, la composición, el periodo de uso recomendado o el número de lavados que permite la mascarilla. Cuenta con la definición de conceptos como mascarilla facial, accesorios y filtros. En cuanto a los requisitos adicionales, cualquier mascarilla higiénica deberá indicar sus especificaciones técnicas, el laboratorio, la filtración, la resistencia a la respiración o la permeabilidad del aire, entre otros datos.

En aquellas reutilizables deben constar los datos obtenidos antes y después del total de lavados que permite según el fabricante. Si las mascarillas higiénicas incorporan sustancias químicas, como virucidas, se debe garantizar con una evaluación de riesgos su seguridad. Queda prohibida la venta de estas mascarillas fuera del envase original. Además, contiene más requisitos para los filtros de las mismas.

El Ministerio de Consumo ha aprovechado la ocasión para recordar que otros países de la Unión Europea han prohibido el uso de mascarillas higiénicas en determinados espacios. Por ejemplo, Francia no permite la comercialización de mascarillas higiénicas con una eficacia inferior al 90%. Alemania, por su parte, prohíbe el uso de las mascarillas de tela en espacios públicos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!