La periodista y escritora Pilar Eyre ha buceado profundamente en las entrañas de la familia real y se ha hecho una muy acabada imagen de esta monarquía española que durante años estuvo forjada por el mismísimo Franco y lentamente remodelada por Juan Carlos I, que la lanzó como, según palabras de la periodista, en la más avanzada y moderna de Europa.

Pilar Eyre periódicamente escribe en su blog pantallazos de su último trabajo, el libro ‘Yo, el rey’, que trae a una realidad muy humana a estos seres que son la encarnación de un símbolo de estabilidad: la corona de España y sus máximos protagonistas, Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia.

Su libro, como ella declara, se apoya en dos ejes fundamentales: documentación e imaginación, lo que genera un combo de credibilidad apasionante en su relato.

Pilar Eyre sostiene que ‘hemos sido engañados

La noche del sábado 2 de diciembre, 'Sábado deluxe' recibió a la escritora, quien apuntó en esta oportunidad a la personalidad de la reina Sofía y sobre la relación del matrimonio. En la conversación junto a Jorge Javier Vázquez, Pilar Eyre manifestó sin rodeos que “hemos sido engañados durante muchos años. Hemos creído que era una pareja normal, feliz, unida y detrás había mucho dolor, mucho engaño”.

‘Yo, el rey’ describe claramente la relación de la pareja real y pinta una reina Sofía “altanera, retrógrada y desdeñosa”.

Una persona que detesta a los españoles, razón por la cual no se preocupó ni siquiera de hablar claramente en español y de borrar su prusiano acento. Que mantiene su mítica y perenne sonrisa ‘de Gioconda’ en público, pero que en privado se transforma en una línea dura.

Sofía no se divorció de Juan Carlos I a causa de su ambición

"Ha estado a punto de dejar a su marido en dos ocasiones, pero al final le pudo su propia ambición", lo que la llevó a negarle el divorcio al rey, afirma Eyre, y eso está basado en esa ambición de “ser reina”.

Capítulo 29: “La conversación con Sofía había sido muy sencilla: ‘Sofi, tu y yo ya no pintamos nada juntos, lo mejor es que nos divorciemos’.

‘Ni lo sueñes’”, fue la única tajante respuesta de Sofía cuando Juan Carlos hizo el planteo, quien sostenía su poder con un “Yo soy la reina”: ella misma había tomado la opción de un matrimonio sin amor y se había negado por su cargo, ¿por qué se lo debía facilitar a quien consideraba la causa de su humillación pública a causa de las innumerables amantes del rey?.

Esa personalidad que describe Eyre como ‘retrógrada’ es la que se pronunció siempre contra las uniones homosexuales, la que más en el tiempo histórico se negó a la ley de divorcio, la que estuvo meses sin hablar con su hija mayor, la infanta Elena por su divorcio con Marichalar o la que tuvo que soportar a el casamiento de su hijo Felipe, heredero al trono, con Letizia, una divorciada y además ¡Una atea!

“La hemos tenido como una mujer digna, sumisa, fiel, siempre enamorada de su marido, ocupada en las cosas de su casa, muy familiar, y no es absolutamente ninguna de estas cosas” dice en la entrevista Pilar Eyre, sobre esta mujer que siempre actuó en público una cordialidad y empatía con su marido que nunca tuvo.

Sofía será ‘reina hasta que muera

Capítulo 27: “... la reina desplegaba todo su arsenal de sonrisas y confidencias en el oído del rey, que se veía obligado a inclinarse fingiendo escuchar con atención. La reina se limitaba a bisbisear: -bsss bsss… Los fotógrafos inmortalizaban el momento.

Pilar Eyre, desde su libro ‘Yo, el rey’, que ya lleva cuatro ediciones desde que fuera publicado el pasado mes de noviembre, considera que la imagen que se nos ha mostrado de la reina Sofía no es real.

"Sofía desprecia a los españoles, es clasista y altanera", es la dura opinión de la autora. Una mujer que sostiene que será “reina hasta que se muera”.