"Tenemos que vacunar como si fuera una operación militar en tiempos de guerra. Tenemos que vacunar sin cesar, y cada región debe considerar si necesita refuerzos en términos de profesionales de la salud u otros equipos", dijo el lunes el exdirector de la Organización Mundial para la Salud (OMS) Daniel López Acuña a la emisora ‘Onda Vasca’.

Daniel López Acuña es epidemiólogo y además de haber trabajado en la OMS, lidera un staff de más de un centenar de profesionales como director de gestión de programas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El epidemiólogo alerta sobre la gravedad de la nueva ola de coronavirus

La preocupación del especialista es que esta ola será “diez veces más virulenta”, por lo que la presión será mucho más profunda. El mayor número de contagios se produce a causa del relajamiento y la aparición de la nueva mutación del Reino Unido, que si bien no es más letal, sí es más contagiosa. Distinta es la situación en otros países, como Francia que ha tenido medidas muy restrictivas o Irlanda, que está entrando en una nueva fase de aislamiento. Según el análisis del Dr. Daniel López Acuña, esto lo lleva a afirmar que “fue un error no decretar el confinamiento domiciliario en noviembre para haber llegado a diciembre con mejores datos".

La preocupación del epidemiólogo Daniel López Acuña es que se se está en “la tercera ola” y que esta es "más virulenta".

Una situación que era previsible analizando cómo se han relajado muchas de las medidas restrictivas en especial a partir del famoso 'black friday' y la llegada de las fiestas de Navidad, donde las personas comenzaron a compartir y los contactos se intensificaron, por lo se transformaron en un “detonador de más contagios", explicó el académico.

Para López Acuña el proceso está siendo muy lento

Con respecto a la vacunación y la obtención de la famosa ‘inmunidad de rebaño’, el López Acuña opina que se debe actuar de manera “organizada e intensiva” y que por el momento en España el proceso está siendo muy lento a causa de los feriados navideños y las vacaciones de fin de año, pero que justamente, en esta situación que se atraviesa es un error porque se trata de organizar una acción logística y organizativa sin precedentes, comparado a “una acción de guerra”, donde sin pausa hay que vacunar a “cinco millones de personas por mes” para llegar al verano próximo con la deseada inmunidad social y 35 millones de vacunados.

Sobre los temores de la gente

Las expectativas del epidemiólogo, quien también es un exdirectivo de la OMS de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis, es que quizá no habrá un verano sin mascarillas, pero sí quizá el próximo invierno más “normalizado”. Como llamado de atención, puntualizó que “hay que vacunar sin cesar, y todas las Comunidades van a tener que plantear si necesitan reforzar los dispositivos de atención primaria o algún otro dispositivo complementario”.

López Acuña no perdió la oportunidad de hacer un llamamiento a las personas que tienen miedo a las vacunas porque ellas son la mejor manera de prevenir la muerte y las alentó a vacunarse porque “son seguras” y que muchas veces la negación se trata de “ignorancia y confusión”.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!