Miles de personas se han indignado en redes sociales por el desalojo de una fiesta ilegal con 300 personas en una sauna del centro de Madrid. La Policía Municipal acudió el 1 de enero a la Sauna Paraíso en la calle del Norte, por estar celebrándose una fiesta ilegal en la que pudieron observa En Directo alrededor de 300 personas incumpliendo la normativa de sanidad.

Desalojo reincidente de una fiesta ilegal en una sauna de Madrid

El desalojo de la Sauna Paraíso no es nuevo ya que en este sitio la Policía Municipal ha acudido en otras ocasiones por fiestas ilegales en plena crisis sanitaria. De hecho, el pasado 14 de septiembre fue intervenida por albergar en su interior centenas de personas, infringiendo las normativas higiénicas, entre ellas las mascarillas de seguridad o distancia social.

Con el desalojo del 1 de enero ya son dos en apenas 3 meses los que acumula este local muy conocido en el barrio de Malasaña. Alrededor de las 14.20 horas, la Policía Municipal acudió al local tras ser avisados de la celebración de una fiesta ilegal. Según fuentes de El Mundo, "la policía impuso sanciones por no cumplir con la normativa vigente derivada de la situación de Covid-19 a los clientes que en ese momento se encontraban en la sauna". Estas mismas fuentes indican que la Policía Municipal solicitó la licencia del local a los dueños y no les fue entregada porque carecía de ella. Tras esto, se desalojó el local con alrededor de 300 personas en su interior.

Sanción por celebrar una fiesta ilegal en una sauna de un conocido barrio de Madrid

La agencia de actividades, que es dependiente del área de desarrollo urbano, es la encargada de decidir las sanciones correspondientes por la ilegalidad de la fiesta en plena crisis sanitaria. Como se trata de una segunda sanción reincidente es posible que Sauna Paraíso se enfrente a una sanción muy grave además de la desobediencia por su reincidencia.

La normativa actual fija estas sanciones entre 4.500 y 60.000 euros y además pueden sufrir el cierre o parón provisional de la actividad del local. Pero si se declara la infracción como muy grave la multa económica asciende a una cantidad de entre 60.000 y 600.000 euros y sufrir el cierre total del negocio y la actividad por 2 años.

Incremento de sanción por identificación de menores en una fiesta ilegal

Las sanciones a los locales que incumplen la normativa de sanidad impuesta por la situación del COVID-19, que además cuenten con menores de edad en el momento de la infracción, pueden ascender a 900.000 euros para los dueños.

Además, cabe la posibilidad que al igual que el pasado 14 de septiembre encuentren sustancias ilegales aunque en esta última intervención no ha sido reportado a la Policía Municipal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!