El 4 de marzo de 1918, un cocinero del campamento de Funston, en Kansas, sintió molestias como dolor de cabeza y fiebre y a las pocas horas, había centenares de personas con los mismo síntomas que él. Y un mes después del primer caso la infección había llegado a Europa. A esta infección se la conoció como la gripe española aunque su origen no se dio en España, sino en un campamento en Estados Unidos que en plena Primera Guerra Mundial mandaba soldados a Francia.

La gripe española guarda semejanzas con el coronavirus

La actual pandemia causada por el coronavirus guarda semejanzas a la pandemia ocasionada por la gripe española.

La historia nos enseña cómo las Enfermedades infecciosas que se transmiten por vía aérea tienen casi siempre el mismo patrón de actuación.

En 1918, apareció un subtipo gripal, que en mitad de la Primera Guerra Mundial se desarrolló rápidamente por el mundo. Al igual que ha ocurrido ahora con el Coronavirus. Este virus apareció en 2019 y actualmente se ha conseguido gracias a los conocimientos médicos y a los avances en el estudio de su patrón de actuación que la mortalidad de los pacientes que ingresan en UCI bajen del 42 al 25%. Esto se debe a conocer mejor el virus y entender cómo actúa.

Oleadas similares en la gripe de 1918 y el coronavirus

El final de la segunda ola de coronavirus se estaba produciendo en las navidades de 2020, pero las festividades y la relajación de las medidas de seguridad han hecho que ahora estemos ante la tercera ola de la enfermedad.

Ahora podemos hacer una comparación de la evolución de la pandemia actual porque tenemos como referencia la de la gripe española.

La primera ola de la gripe fue leve en primavera de 1918, pero en otoño del mismo año le siguió una ola muy grave y cuando se pensó que todo había pasado, a comienzos de 1919 apareció la tercera ola que golpeó duramente a la parte sur del hemisferio.

Si se sigue documentando la extensión de la pandemia de la gripe podría decirse que hubo hasta dos oleadas más en diferentes países.

El comportamiento de la gripe española varió en su tercera ola

La tercera ola de la gripe española varió con respecto a las anteriores en ciertos elementos. Entre ellos, la edad de los fallecidos.

Aumentaron los casos en personas mayores y disminuyeron las afecciones en personas jóvenes. Tampoco hubo un pico de casos, sino un goteo de contagiados y fallecidos que se alargó durante tres o cuatro meses y varió en función de los territorios de Europa.

Si se observa el avance de la pandemia de coronavirus se observa que durante la primera ola, avanzaba de China a Oriente Medio y de Europa a América. Sin embargo, en esta tercera ola vemos el virus en todas partes. Se producen variantes del mismo y las medidas de contención varían en función del país en el que se encuentre.

Además, cuando pasó la segunda ola de la gripe española más de la mitad de la población española había pasado la enfermedad.

Ahora bien, en plena tercera ola de coronavirus, tan solo el 10% de la población española es seropositiva al SARS-CoV-2. Por lo tanto y según estos datos las similitudes pueden seguir un patrón en este tipo de enfermedades infecciosas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!