A las cero horas del viernes 16 de octubre entrarán en vigor algunas de las nuevas restricciones impuestas por el Govern en Cataluña, que incluyen el cierre de bares y restaurantes por 15 días. El resto de las medidas deberán esperar a que las autoridades judiciales se pronuncien al respecto para poder ponerlas en marcha. Todas estas medidas tomadas por el Govern intentan detener la propagación de la segunda ola de Coronavirus en la región.

Según un comunicado dado a conocer hace pocas horas, el Govern hará pública la resolución tomada, a través de su publicación en el Diario Oficial de la Generalitat.

Dichas medidas, que incluyen el cierre durante, al menos, quince días de bares y restaurantes, ha dejado perplejo al sector empresario, que aún no se recupera de los meses de inactividad del estado de alarma y de una temporada estival realmente floja.

Empresarios indignados por nuevas restricciones

A las medidas de cierre de bares, que sólo podrán servir comida para llevar, se les suma la reducción del aforo al 30 por ciento en tiendas, lo que también ha causado un impacto negativo en los empresarios. Representantes patronales y gremios han manifestado en el día de ayer, que estas nuevas restricciones ponen en riesgo cientos de puestos de trabajo, comprometiendo la continuidad de los negocios.

La indignación llegó también a pequeñas empresas y autónomos, que consideran que las nuevas restricciones loes perjudica gravemente en su economía.

De cada 10 contagios, 7 surgen en bares y restaurantes

Quienes sí parecen estar de acuerdo con las restricciones son los epidemiólogos, tras afirmar que siete de cada diez contagios se atribuyen a la intensa vida social de los españoles.

Especialistas de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), han informado que un 70 por ciento de las nuevas infecciones se producen por contactos múltiples que los ciudadanos mantienen en bares, restaurantes y otros lugares de ocio, además del propio trabajo. José Miguel Carrasco, representante de la SEE, ha comentado que en los encuentros sociales se relajan las medidas preventivas y que "hay una falsa sensación de seguridad".

Ayuso solicita el cese del estado de alarma en Madrid

Mientras tanto, en Madrid los contagios han vuelto a marcar un incremento, con respecto a los reportados el martes y el viernes, aunque siguen por debajo de los 3.000 alcanzados la semana pasada, ya que se han contabilizado 2.731 casos. Isabel Diaz Ayuso, presidenta de la comunidad, ha solicitado al Gobierno de España el cese del estado de alarma, teniendo en cuenta que la región está por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, incidencia que se ha mantenido en los últimos 14 días. Sin embargo, según Salvador Illa, ministro de Sanidad, el panorama no parecería ser tan alentador, ya que Madrid estaría acumulando, ahora hasta, ocho días de retraso en la notificación de infectados, lo que puede cambiar las cifras de los próximos días de manera drástica.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!