Expertos en materia de sociología pronosticaban que debido al Coronavirus, las comunidades desarrollarían 'hipocondría social', lo que definen como el cuidado personal y sus allegados con recelo. En la actualidad alertan a los españoles sobre las consecuencias y efectos adversos que puede tener llevar una vida social 'intensa', en comparación con otros países que tienen una menor interacción con su entorno. Por su parte, epidemiólogos anuncian que aunque los bares son el 'corazón' de la vida social en el país, también son el principal centro de transmisión y contagio del virus. Debido al aumento en la cantidad de positivos, Cataluña ha ordenado el cierre de los bares durante el mes de Octubre, hasta nuevo aviso.

La Consejería de Sanidad de Madrid actualizó el informe sobre los contagios del coronavirus añadiendo 2.731 positivos hasta la fecha, de los cuales 1.602 corresponden a las últimas 24 horas. Esta actualización conlleva un aumento con respecto a la cantidad reportada el viernes de la semana pasada y este martes. Sin embargo, Salvador Illa afirmó que la comunidad ha acumulado hasta ocho días de retraso en sus informes, lo cual podría generar un aumento en las próximas incidencias.

Los datos de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) demostró que el 70% de los contagios que se llevan a cabo en el país son por la variedad de contactos que tiene cada persona en un rango de edad entre los 15 y 59 años; no solo en restaurantes y sitios nocturnos, sino también en el ambiente laboral y lugares de ocio.

José Miguel Carrasco, investigador y socio de la SEE planteó que los casos de la pandemia se han multiplicado en el otoño, ya que el ciudadano relaja las medidas preventivas, debido a una 'falsa sensación de seguridad'. Asimismo, el profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública, Francisco Camaño afirmó que la incidencia supera los 250 positivos por cada 100.000 habitantes en un plazo de 14 días, por lo que 'hay que tomar medidas drásticas' a su criterio, la vida social constituye un riesgo significativo para la población.

Las limitaciones de la vida social

El profesor de la escuela de Andalucía de Salud Pública, Joan Carles March, concuerda en que se deben tener limitaciones para llevar a cabo una vida social en España; sin embargo, afirma que el confinamiento genera una consecuencia donde hace a 'los pobres mucho más pobres'.

Destaca que debe estudiarse cuáles son las dinámicas de las comunidades que se están viendo afectadas por el coronavirus.

El investigador Carrasco expone que limitar la vida social puede conllevar a un efecto negativo y causar repercusiones, por lo que se debe encontrar un balance para contener al COVID-19 y las consecuencias económicas. Comenta que las limitaciones a la interacción social han obtenido resultados efectivos, por lo que las nuevas medidas que se tomen deben desarrollarse como 'la vida social frente al coronavirus'.

Reducción en la interacción social

Conforme con la limitación de la vida social, Cataluña aprobó este miércoles restricciones que se enfocan en detener y reducir la cantidad de contagios y por consiguiente, la expansión que ha tenido la pandemia en la región.

En los últimos 14 días la Generalitat tuvo 279,5 casos por cada 100.000 ciudadanos y un nivel de reproducción de 1,37; es decir que cada persona ha contagiado a un promedio de 1,37.

Ante la preocupación latente de alcanzar a Madrid en sus niveles de contagios, el gobierno de Cataluña decidió aplicar medidas a todos los territorios en conjunto, sin excepciones. Las limitaciones tendrán una vigencia de 15 días, bares y restaurantes deberán cerrar completamente y solo podrán prestar el servicio de comida a domicilio. El vicepresidente Pere Aragonès afirmó que la prioridad será 'salvar vidas'.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!