Cuando faltan tres meses escasos para la llegada de las tan esperadas Navidades, ya algunos gobiernos autonómicos se están planteando serias restricciones por el Coronavirus en estas fiestas por la segunda ola. En concreto, el Govern de Cataluña ya habla de que durante estos días tan familiares se podría restringir las comidas domésticas con un máximo de seis comensales, al igual que la suspensión de las tradicionales Cabalgatas de Reyes que se celebran todos los años el 5 de enero.

Este es el sombrío panorama que podría vivirse en Cataluña si la evolución de la COVID-19 no mejora sustancialmente en estos tres meses que todavía quedan para las fiestas de Navidad.

Sin descartar tampoco que esta medida tan drástica se pueda exportar a otros lugares de la geografía española al igual que las restricciones en los parques públicos.

Sin cabalgatas de Reyes por el coronavirus

La consellera de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, ha declarado en RAC1 que las cabalgatas no llegarán a celebrarse tal y como se han desarrollado hasta este año, es decir como antes, debido a la preocupante expansión del coronavirus. Aunque por otra parte, ha matizado que “hay mucha gente que se está planteando gestionar este evento para los niños de una forma alternativa” al intentar que los niños y niñas puedan disfrutar de esta tradición en unos días tan señalados en el calendario.

“Miraremos qué se puede hacer para no quedarnos sin nada”, constató la responsable de Salud en Cataluña.

Prorrogar las limitaciones hasta diciembre

Por lo que se refiere a las tradicionales comidas familiares que se celebran en estas fiestas, la consellera de Salut de la Generalitat ha puesto de manifiesto que es muy probable que también se limiten en Navidad hasta un máximo de seis personas que son las restricciones que se mantienen en estos momentos en el territorio catalán.

Esta medida se debe a algunas advertencias que apuntan a que el virus no ha hecho más que empezar. Opina que estas restricciones se podrían prorrogar hasta finales del próximo mes de diciembre, y en las que se incluirían las fiestas navideñas. En cualquier caso, va a suponer un gran debate que se va a abrir en la sociedad catalana debido a la gran popularidad de estas fechas invernales entre toda la población.

Preocupación con la conexión del AVE con Madrid

Otra de las inquietudes que ha expresado la máxima responsable de la Sanidad en Cataluña es que puedan afectar las conexiones que une el AVE Barcelona con Madrid en el incremento en el número de contagios de coronavirus. Según los datos del transporte por tren son 6.000 las personas que utilizan este servicio todos los días. Ante este escenario, se ha recomendado que solo se realicen los desplazamientos que sean absolutamente necesarios. En este sentido, Alba Vergés ha incidido en el hecho de que es el gobierno central es el que tiene poder de decisión sobre los trayectos que enlazan a estas dos ciudades.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!