Joan Pons, el enfermero español que se ofreció como voluntario para probar una vacuna contra el coronavirus, ha declarado que "no tiene síntomas y que su cuerpo ha reaccionado muy bien", diez días después de haber recibido la inoculación. Y que si todo va bien, "la vacuna podría estar lista para Navidad". Joan, quien vive en Gran Bretaña, trabaja como enfermero en un hospital de ese país y es una de las 10.000 personas que se anotaron como voluntarios para probar la vacuna contra el coronavirus en la que están trabajando científicos de la Universidad de Oxford.

Joan ha declarado estar 'harto del coronavirus'

Según Diario Uno, el enfermero ha declarado que, cuando apareció la pandemia, decidió dejar la dirección de enfermería donde trabajaba para poder volver a la primera línea de su profesión, en contacto con los pacientes. Allí, asegura, se vive el horror del COVID-19.

Según la fuente, Joan ha manifestado estar "harto del coronavirus" y que esa fue la razón de haberse anotado como voluntario para la prueba de la vacuna en humanos. El español ha declarado que "quería aportar mi granito de arena, luego de vivir el horror del Coronavirus, la experiencia de mis pacientes, la soledad". Conmovido, Joan afirma que la vida de muchos pacientes "se le ha escapado de las manos" y que ha tenido que "ser padre, hijo o esposo de pacientes que no tenían a sus seres queridos a su lado".

El enfermero está muy esperanzado y sin síntomas de coronavirus

Teniendo en cuenta su dura experiencia, el español dice que cuando recibió un email de la Universidad de Oxford pidiendo voluntarios para probar una nueva vacuna, no lo dudó. "He decidido dar una paso al frente para acabar de una vez por todas con el COVID-19", ha declarado el enfermero.

Con respecto a la inoculación de la vacuna de la Universidad de Oxford, el enfermero español ha manifestado estar muy esperanzado, ya que no ha tenido ningún síntoma ni reacción. En declaraciones a Antena 3, Joan ha declarado que de momento, ninguna de las personas que han recibido la inoculación han tenido efectos secundarios.

El enfermero ha declarado además que es sometido a pruebas de detección de COVID-19 cada semana, con tomas de muestras de nariz y garganta, y que siempre ha dado negativo. "Ahora me siento como un atleta olímpico, dando pruebas cada semana para ver si soy positivo o negativo", ha bromeado Joan en una nota brindada a Radio Nihuil.

La mejor noticia: posible vacuna para Navidad

Satisfecho con los resultados obtenidos Joan Pons ha dicho que, con respecto al desarrollo de la vacuna, se espera que para finales de agosto ya se tengan suficientes datos como para saber si es efectiva o no. Y que para Navidad, si todo marcha bien con esta vacuna de Oxford, será la "mejor noticia que podríamos tener en todo el mundo".

La vacuna que está desarrollando la Universidad de Oxford es una de las que más avances ha presentado hasta el momento, entre las muchas que se están elaborando en el mundo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!