No hay un manual escrito sobre cómo salir de la cuarentena ni mucha experiencia acumulada. El único de los 180 países que puede ser tomado como una especie de prospecto es China por obvias razones. En el país asiático tomó fuerza y forma la más contagiosa de las Enfermedades que el siglo XXI tenga idea. Del país asiático viajó al mundo y en China se tomaron las primeras, más prontas y más potentes medidas de cuarentena y aislamiento. Y el gigante asiático sigue marcando el camino en cuanto a sus acciones y medidas.

China, la cuna del coronavirus

Wuhan, la ciudad china epicentro mundial de la enfermedad ya ha reportado que no hay nuevos casos de infecciones.

La región, que es una de las 10 mayores economías del país y tiene 11 millones de habitantes, está paralizada desde que se dictó la cuarentena el 23 de enero. Pese a que no hay nuevos contagios, el gobierno teme que el levantar las restricciones genere una nueva ola de contagios, en la ciudad que reportó oficialmente unos 2.500 muertos, pero las cifras extraoficiales hablan de un espeluznante 44.000. Está previsto el fin de la cuarentena para el día 8 de abril. Y poco a poco las autoridades de Pekín animan a sus ciudadanos a retomar lentamente las actividades.

Mientras, en Europa se combate al Covid-19

El Coronavirus golpeó sin aviso, o con aviso no escuchado, fuertemente en Italia, donde su virulencia espantó a Occidente.

Italia dictó la cuarentena dos semanas después de que el registro ya había notificado 76 infectados y se habían producido dos muertes. Y lo hizo de forma parcial, mientras los italianos seguían circulando por el país. El 10 de marzo se decretó para todo el territorio la cuarentena. La enfermedad tiene arrasado el sistema de salud.

Las fuertes medidas restrictivas, (suspensión de clases, cierre de todo tipo de comercio, obligación de permanecer en casa, prohibición de desplazamiento entre regiones entre otras) deberán levantarse de forma gradual dijo Giuseppe Conte, primer ministro italiano. Pero puso como fecha de levantamiento el 13 de abril, al menos de las medidas más restrictivas.

Es una fecha hipotética, ya que dependerá de los informes científicos y técnicos en cuanto a la evolución de la pandemia.

Cuarentena, convivencia y reconstrucción son los pasos a seguir

Ya tiene nombre la segunda etapa de la lucha contra la pandemia de coronavirus: la “fase de convivencia”, que incluirá el levantamiento gradual y por tramos las restricciones para convivir con el virus sin estresar el sistema sanitario. La normalización total ocurrirá cuando haya una vacuna que proteja a los sectores más vulnerables, y para eso podría hacer falta un año, explicó el virólogo de la Universidad de Milán, Fabrizio Pregliasco. Finalmente, entraría en funcionamiento la “fase de reconstrucción” del funcionamiento social y económico del país.

España, junto al resto de Europa, lleva un atraso de cinco días en cómo afrontó la llegada del coronavirus. Un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia coincide con el modelo italiano en que la vuelta a la vida diaria normal se producirá progresivamente, de forma escalonada. Las restricciones actualmente están vigentes hasta el 12 de abril, por lo que si se vuelve a alargar no terminaría hasta el lunes 27 de abril. El informe de la UPV sostiene que el pico de infecciones ya ha pasado, lo cual esperanza un avance en el proceso de normalización.

Los Estados Unidos han roto en poquísimos días todos los tristes récords, siendo hoy el país con más muertos e infectados. El presidente Donald Trump, a contracorriente de las experiencias en China y Europa, negó sistemáticamente la gravedad de la situación, lo que hoy pone al país en una situación de desventaja y fuerte atraso en el cumplimiento de las etapas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!