Dos turistas han sido expulsados de la ciudad de Venecia después de prepararse un simple café en el conocido puente Rialto. Igualmente, han tenido que pagar una multa de 950 euros. Según las autoridades, estaban preparándose un café con la ayuda de un fogón con gas, lo que podría implicar un peligro para la ciudad.

Fue un vecino de la ciudad quien dio el aviso de lo que estaba sucediendo al ver el fogón de gas

Un vecino que reside en la zona llamó a la policía al ver que los dos turistas, dos ciudadanos de Berlín de 32 años y de 35 años de edad, habían decidido parar a descansar, tras un largo día de visitas, en el famoso puente de Rialto y se pararon para prepararse un café con un fogón que funcionaba con gas.

La policía de Venecia, al ver lo que estaba sucediendo, no dudaron en llevarse a la pareja a la comisaría más cercana, donde se les impuso de sanción la cantidad económica de 950 euros como multa y se les invitó, con mucha educación, a abandonar la turística ciudad.

La ciudad cambió sus leyes el pasado mes de mayo y, desde que hizo operativa la normativa, no es la primera vez que la policía toma la decisión de expulsar a un grupo de turistas por violar las nuevas leyes de la ciudad italiana.

Entre la nuevas normas queda totalmente prohibido bañarse en los famosos canales de la ciudad, lavarse en alguna de las numerosas fuentes o andar en bikini o con el pecho al descubierto por sus calles. Igualmente, se tendrán en cuenta las quejas por parte de los habitantes sobre el mal comportamiento por parte de los visitantes, después de que hubiera pruebas evidentes de que la sobreexplotación turística de la ciudad de Venecia estaba degradando el patrimonio de la misma.

También está prohibido consumir alimentos en plena calle, debido a que se busca que los turistas entren en los respectivos restaurantes a comer.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Historias

El diseño del puente Rialto fue tan audaz que fue duramente criticado por los expertos de la época

El puente Rialto es el más antiguo de todos los que se pueden encontrar en Venecia, por lo que si hubiera pasado algo sería mucho más grave. Incluso, si hubiera saltado una chispa, se habrían provocado daños graves en el mencionado puente.

Siendo el más antiguo de los cuatro puentes que se encuentran en la ciudad de Venecia, sobre el Gran Canal, es el más conocido y visitado por los turistas.

El actual puente fue diseñado por Antonio da Ponte, un puente realizado en piedra formado por un único arco y se levantó entre los años 1588 y 1591, y estaba basado en un modelo anterior realizado en madera. Su modelo, en su momento, fue tan audaz que incluso, Vincenzo Scamozzi, uno de los arquitectos más importantes de la época, aseguraba que el puente acabaría hundiéndose.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más