Los agentes de la policía de El Coto se vieron sorprendidos cuando una niña de 5 años llegó a la comisaría vestida con un característico disfraz de unicornio y un dibujo en mano para ellos en agradecimiento por haber recuperado la bicicleta que le habían robado a su padre tiempo atrás.

La pequeña niña llenó de alegría a los policías de El Coto con un tierno dibujo donde se demuestra el accionar de la policía en torno a un hecho de hurto que sucedió en el mes de enero.

Anuncios
Anuncios

En el dibujo se puede apreciar a la niña triste contándole a los agentes de la ley el robo de la bicicleta de su papá, además, está plasmada en el dibujo la bici con la palabra "mía". Este tierno y desinteresado gesto de la niña de cinco años quedó colgado en la comisaría como recordatorio de la acción de la policía para mantener la seguridad de sus ciudadanos.

Delincuentes sin causa

En el mes de enero unos delincuentes, menores de edad, sustrajeron bicicletas que estaban encadenadas en el puerto deportivo de la ciudad de Gijón.

Varios vecinos afectados por esta ola de delincuencia hicieron las denuncias respectivas en la comisaria de la localidad.

Gracias a estas denuncias realizadas por los ciudadanos, la policía empezó un trabajo de investigación sobre el hecho y se dieron cuenta que varias de estas bicicletas sustraídas eran ofrecidas a la venta en un portal online y la persona que las ofrecía era el encargado de un establecimiento de la localidad de El Berrón. Dicha persona adquirió las bicicletas por medio de unos jóvenes que dijeron ser los dueños de los rodados ofrecidos para su posterior venta.

Anuncios

Los delincuentes dieron información falsa sobre su identidad y las procedencia de las bicicletas por lo que la policía realizó un trabajo de reconocimiento y validación de datos para identificar a los sufragantes. Estas pesquisas permitieron identificar que los menores tenían 16 años aproximadamente y que vivían en las localidades de Avilés y Siero.

Bicicletas recuperadas

Los menores de edad fueron detenidos por agentes de la policía y se recuperaron tres bicicletas valuadas en 400 euros cada una aproximadamente.

Dos bicicletas recuperadas pudieron ser devueltas a sus legítimos dueños gracias a las denuncias que realizaron en la comisaría apenas les robaron las bicicletas.

Hay una tercera bicicleta que no fue denunciada por nadie. La policía busca a su dueño original el cual se estima que debe ser un ciudadano de Gijón.

Haz clic para leer más