Raphael Samuel, un joven de 27 años natural de Mumbai, India, ha decidido demandar a sus padres por haberlo tenido sin su permiso.

El joven forma parte del llamado movimiento “antinatalista”, que está adquiriendo gran popularidad en su país. Según los integrantes de este movimiento, los padres no tienen derecho a traer niños a este mundo sin cuestionarse si sus hijos deseaban nacer o no.

Sin embargo, Raphael Samuel también afirma tener una relación muy buena con sus progenitores, asegurando además que su vida hasta el momento ha sido excelente.

Anuncios

Con lo único que parece no estar de acuerdo es con el hecho de que sus padres le hayan concebido solo por su propio placer, una razón que él considera egoísta.

“Yo quiero a mis padres, y tenemos una relación excelente, pero solamente me tuvieron por su propio placer y alegría. Mi vida ha sido maravillosa, pero no veo por qué nadie tiene que pasar por las contrariedades de tener que ir a la escuela o encontrar un trabajo, especialmente si él mismo no ha sido quien pidió existir”, declara Raphael The Print.

Además, el mensaje de Samuel a los niños indios es que no deben pensar que les deben nada a sus padres. Y aún va más lejos al afirmar que “Vuestros padres os han tenido en lugar de tener un perro o un juguete. No les debéis nada. Para ellos sois un entretenimiento”, según ha publicado en su cuenta de Facebook, Nihiland.

El movimiento antinatalista

El movimiento antinatalista está ganando cada vez más adeptos en la India, según publica el diario ABC, país en que las nuevas generaciones se resisten cada vez más a tener descendencia.

Anuncios

La principal premisa que manejan los antinatalistas es que nadie debería dar la vida a otro ser sin el consentimiento previo de dicho ser. La persona que ha sido traída a este mundo sin desearlo tiene que superar, lo quiera o no, todas las dificultades que implica el estar vivo. Esto podría habérsele ahorrado al no haber nacido.

“Obligar a un niño a venir a este mundo, ¿no es obligarlo también a trabajar, a ser secuestrado o a ser tratado como esclavo?”, se pregunta Samuel en Facebook.

Extinción voluntaria del ser humano

El punto de vista de Samuel nos lleva a pensar qué sucedería si toda la humanidad siguiese las premisas de los antinatalistas.

Evidentemente, la raza humana se extinguiría. Y esto es ni más ni menos lo que proponen los activistas del Voluntary Extinction Human Movement (VHEM) o “Movimiento por la extinción voluntaria de la raza humana”.

Al frente de este movimiento se encuentra Pratima Naik, que a sus 28 ya se ha comprometido a no tener hijos. “Se trata de un movimiento voluntario y antiviolento” dice Pratima “No queremos imponer nuestras creencias a nadie, pero la gente debe cuestionarse por qué traer un hijo al mundo hoy en día no es bueno.”

Además de las razones aportadas por Raphael Samuel, Pratima Naik añade unas cuantas más para que el ser humano deje de reproducirse: cuestiones sociales, el hecho de que ya haya tantos niños en adopción en el mundo, e incluso cuestiones medioambientales que tienen que ver con la sobrecarga actual del planeta.

Anuncios