Más de mil 500 firmas se han recolectado en internet [VIDEO] para exigir la adecuación y preparación del menú escolar de Asturias en la propia localidad. Se conoció que el contrato fue adjudicado a una empresa que cocina en Cataluña. [VIDEO]

Desde el portal web chance.org, se ha pedido al Ayuntamiento que modifique la asignación de la preparación de los alimentos, pues los mismos son elaborados por una empresa catalana en Mataró a más de mil kilómetros de distancia y luego los envía dos veces por semana, lo que se traduce en la conservación por mucho tiempo de los alimentos.

La asociación promotora de la campaña “Asturias con Niños, considera inadmisible que el gobierno local haya permitido que una empresa foránea, sea la que se encargue de la preparación de alimentos de más de 3 mil niños, a quienes no les queda más que hacer uso de los comedores escolares, pues esto contrapone los valores y el cuidado del medio ambiente que promueven desde el ayuntamiento.

Proceso de pasteurización

Una vez que se realiza la preparación formal de los alimentos, los mismos atraviesan un proceso de pasteurización, que no es de congelación, y consiste en conservar los alimentos a fin de eliminar los agentes patógenos que puedan contaminarlos.

Pese a las especificaciones que muestra la empresa y la “confiabilidad de estos menús”, los padres han basado sus quejas en el hecho de que esta acción no contribuye al desarrollo sustentable y sostenible que pudiesen aportar los alimentos, pues en el embalaje y transporte, cualquier eventualidad puede presentarse.

3 mil comidas envasadas

El envío de la alimentación de una semana entera, se realiza en sólo dos veces por semana. De esta forma se alimentan más de 3 mil escolares en la localidad, quienes no consumen calidad sino un plato de bajo costo, menor carga calórica y adicionalmente pasteurizado.

Juan Manuel Álvarez, presidente del colectivo de empresas de catering en Asturias, asegura que el gobierno sólo dispone de un euro por niño, adjudicando los contratos de alimentación a grandes empresas que no ofrecen calidad sino un plato económicamente más accesible.

Destacó que en otras comunidades como Cataluña, se destinan hasta 6 euros por niño para la alimentación, por lo que las empresas foráneas que sí tienen base y soporte para agarrar los contratos a bajo costo, se apoderan del mercado local y generan pérdidas a los empresarios de Asturias que superan los 2.5 millones de euros anuales.

Las consecuencias

Álvarez ha advertido que es imposible comparar un plato congelado y previamente pasteurizado, con uno preparado casi inmediatamente. En efecto los costos de producción varían, pero más allá de esto reclama el hecho de que no existan suficientes controles sanitarios por lo que advierte de una epidemia grave sino se toman cartas en el asunto.

Apeló a la responsabilidad civil que deben tener las empresas para ofrecer un servicio que es por demás un tema de salud pública y sino se realizan los procedimientos adecuados, puede generar consecuencias negativas en los niños que consumen tales alimentos.