Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán, el Chapo, como mejor se conoce, ahora está entre las 10 personas más buscados por la Agencia antidrogas de Estados Unidos DEA [VIDEO]. El joven fue acusado de posesión de drogas por distribución, importación y exportación. Así lo informaron los medios de comunicación mexicanos.

Las autoridades de los Estados Unidos establecieron que Guzmán, de 35 años, se ha encargado de coordinar el negocio de sustancias ilícitas que lideraba su padre. Las drogas con las que ha trabajado son: cocaína, marihuana y heroína, las cuales fueron enviadas con su orden a Estados Unidos.

Sus cuentas fueron congeladas

En el 2007 El Alfredillo, como muchos lo llaman, fue incluido en la lista negra de la oficina de control de activos extranjeros.

Todos sus bienes y cuentas del banco en Estados Unidos fueron congelados. En 2009 se estableció una orden detención contra él, aunque en México no hay ninguna. Luego de la captura del Chapo Guzmán en el 2016, distintos enfrentamientos se han hecho presentes en el cártel de Sinaloa y Jalisco.

El Alfredillo fue secuestrado en ese mismo año por una organización liderada por uno de los mafiosos que se hace llamar el Mencho. Luego de 5 días fue puesto en libertad. Según informaciones dadas por las autoridades mexicanas, el responsable del secuestro fue su primo, de alias El mochomito. Luego de la salida del Chapo [VIDEO] del Cártel de Sinaloa, este quedó al mando de su hijo y su hermano Iván Archivaldo, quienes al parecer enfrentaron en una disputa por el mando de la organización.

El polémico encuentro

El Alfredillo fue la persona que llevó a la actriz Kate del Castillo y Sean Penn a una reunión clandestina con el Chapo en 2015.

Una gran polémica se suscitó tras saberse la noticia de este encuentro. Distintas informaciones se manejaron del porqué estas tres personas se encontraron en el llamado triángulo dorado. Según la información que se maneja es que el Chapo Guzmán quería que se rodara una película que hablara sobre su vida. La actriz kate del Castillo quería hacer una película y Sean Penn quería contar un relato interesante.

Al parecer los tres lograron los planes que se habían propuesto. El Chapo logró contar la historia sobre su vida, Kate del Castillo logró que se hiciera un documental en Netflix acerca del Chapo Guzmán y Sean Penn en 2016 publicó un artículo polémico en el que hablaba sobre la reunión que sostuvo con el líder del Cártel de Sinaloa.

Por su parte la actriz se vio envuelta en la polémica, críticas y persecuciones por parte del gobierno mexicano. Esto al conocerse de su estrecha relación con el peligroso capo. La juzgaron por encubrir a uno de los delincuentes más buscados en México. Ella por su parte culpó a Sean Penn de animarla para llegar hasta el Chapo Y eso, por supuesto, envolvió al actor en un problema mayor.