Los estadounidenses están a la expectativa de la llegada del peligroso huracán Florence que luego de ser puesto en la categoría 4 ha bajado 2 peldaños. El extremadamente peligroso como ya lo han denominado está en categoría 2 sobre 5. Pero, eso no quiere decir que no sea considerado letal, porque continúa su curso con fuerza destructiva hacia el sureste de los Estados Unidos.

Estados en alerta

Se tiene previsto que el ciclón pasé por 5 estados estadounidenses. Según informó el Centro Nacional de Huracanes estos son los estados que más que pueden ser más afectados: Carolina del Norte [VIDEO], Carolina del Sur, Maryland, Virginia y Georgia.

La capital de Estados Unidos, Washington, también está en estado de riesgo con el paso del huracán.

Se estima que tras su paso se presenten fuertes lluvias y vientos que podrían colocar en riesgo a las personas residentes. Es por esto que los ciudadanos estadounidenses tienen que estar alerta, incluso cuando el día esté soleado. El Huracán Hugo ocurrido en 1989 azotó a Carolina del Norte causando 34 muertes y diversas pérdidas con su trayectoria.

Las personas han tomado precauciones, sobre todo en estas zonas de peligro. Han comprado alimentos, medicinas y agua, estando a la expectativa de lo que pueda ocurrir en estos días. Lo que se espera no es nada alentador y es por esto que los expertos advierten a todos que el huracán [VIDEO] podría generar inundación cuando impacte sobre este lado del país.

El huracán se comienza a sentir

Las primeras fuertes lluvias se han sentido ya en la zona de Carolina del Sur, así lo informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).Las informaciones recientes apuntan a que el huracán pudiera subir de categoría en cualquier momento y que además cambió su rumbo. Ahora se dirige hacia el sur, hacia esas zonas que no han sido establecidas como zonas de riesgo.

Según NHC estas zonas deberían tener precaución e incluso comenzar con las evacuaciones. El huracán transcurría con una velocidad de 175 kilómetros por hora, pero éste se continúa monitoreando con cuidado para identificar cualquier cambio importante en la velocidad y la dirección. Para el NHC es posible que ocurran inundaciones que puedan amenazar la vida de las personas, debido al probable aumento del nivel del mar, incluso en zonas secas. Los meteorólogos informaron que es posible que se presenten grandes olas de altura entre 2, 7 y 4 metros de altura.

Aproximadamente 1,7 millones de personas han tenido que evacuar luego de las órdenes recibidas tras la información del huracán.

El estado de emergencia fue declarado en Maryland y en la parte norte de Washington.

Wilmington en alerta

Wilmington, un balneario de Carolina del Norte de poco más de 300.000 habitantes, se preparaba para el impacto de Florence. En las afueras de uno de sus bares se puede leer la frase "Flo, no eres bienvenida aquí", esta zona está desolada esperando que pase el huracán. Las calles y los supermercados están vacíos, así como las estaciones de gasolina.

Por su parte, el presidente Donald Trump ha llamado todos los ciudadanos en zonas de peligro a que sigan las órdenes locales de evacuación. A través de su cuenta en Twitter, el mandatario estadounidense le dijo a la gente que no es buena idea jugar con este huracán.