El barco de bandera española Open Arms con 87 migrantes a bordo ha requerido de la Armada víveres y agua para poder continuar su travesía. El barco tiene como destino el puerto de Algeciras (Cádiz), donde tiene previsto llegar a a las 10 de la mañana del jueves 9 de agosto. Laura Lanuza, una portavoz de la nave, informó que tanto la tripulación como los migrantes están deseosos de poder llegar a destino debido a algunos inconvientes que se han presentado durante el viaje. Uno de los problemas que han surgido es precisamente la falta de provisiones.

Es por ello que han solicitado la ayuda de la Armada.

La situación de los migrantes

Hoy son 87 las personas que buscan refugio fuera de su país, y generalmente no son bien vistos por las personas y dirigentes de algunos países a los cuales llegan. De acuerdo con el Frontex: “En lo que va de año, 1.443 personas han muerto en el Mediterráneo. El 20% de ellos, casi 300 personas, intentaban llegar a España”.

La voz de las organizaciones

Amnesty International declaró que "Es hora de que los gobiernos replanteen urgentemente su cooperación con Libia en materia de migración. Su despiadada complicidad con traficantes, criminales y torturadores debe acabar y la seguridad y los derechos de los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes debe ser una prioridad".

Human Rights Watch informó en esa oportunidad que "Proactiva actuó para salvar las vidas de los migrantes y después evitó que fueran sometidos a una detención indefinida. Sería perverso pretender tildar de criminales a los que se negaron a entregar a las víctimas a la guardacostas libia".

Por su parte, Médecins Sans Frontières (MSF) criticó la "criminalización de las ONG que rescatan a migrantes en el mar, señalando en su oportunidad que el embargo del barco de Proactiva como parte de una serie de acciones llevadas a cabo en contra de las ONG que realizan misiones de rescate de vidas humanas".

A pesar de la incertidumbre creada a raíz de aquellos acontecimientos, la ONG española aspira continuar con su labor. Camps, añadió que desde 2015 han salvado la vida de 59.000 personas en el Mediterráneo.

El 5 de julio de 2016, el Astral salvó la vida de 4.500 refugiados en el mayor rescate de la historia del Mediterráneo.

Los voluntarios de Proactiva Open Arms lograron este rescate de miles de refugiados que habían arriesgado sus vidas para atravesar el mar en busca de un futuro mejor.