Publicidad
Publicidad

El paseo que los 12 niños integrantes de un club de fútbol y su monitor están realizando, en una cueva al norte de Tailandia, quedó truncado de manera intempestiva. Las mismas lluvias monzónicas que anegaron la entrada a la cueva, son ahora, las que apuran el rescate dos semanas después.

Las previsiones de lluvias para los próximos días y la mala calidad del aire en la cueva han hecho que las autoridades tailandesas apresuren el operativo rescate para este domingo. Las tareas pueden demorar algunos días. El trayecto, desde donde se encuentran los menores hasta la salida, es de unos 4 kilómetros. Unas 11 horas de recorrido a pie. Cada niño es acompañado por dos buzos. Uno de ellos guía al niño y el otro lo asiste con alimento.

Publicidad

El primer grupo, conformado por cuatro pequeños, ya han logrado salir de la cueva y han sido trasladados a un hospital de la zona.

Los pequeños, de entre 11 y 16 años, estaban realizando una excursión el pasado 23 de junio a la cueva Tham Luang. La misma está ubicada al norte del país en la provincia Chiang Rai. Pese a que la zona es visitada por turistas con frecuencia, esta cueva en particular no suele ser frecuente en los extranjeros por cierta peligrosidad que reviste su infraestructura.