Lejos han quedado las distintas opciones que barajaban los rescatistas destinados a salvar a los 12 niños y su monitos de la cueva tailandesa. [VIDEO]Las etapas de rescate y las distintas posibilidades, como encontrar salidas alternativas o realizar perforaciones en la misma cueva, han quedado en el olvido apenas 72 horas después.

Las malas condiciones del aire y el pronóstico de lluvias monzónicas para las próximas horas han acelerado cualquier decisión. Las autoridades tailandesas no han afirmado mucho, desde que este domingo se iniciara el rescate. Ha trascendido que cuatro niños han logrado salir y han sido trasladados al hospital más cercano.

En el operativo trabajan 18 buzos, in situ, que son los encargados de ir a buscar y acompañar a las víctimas hasta la salida. Un trayecto de 4 kilómetros y unas 11 horas de duración. Cada una de las personas rescatadas es acompañada por dos buzos, uno que sirve de guía y el otro de asistencia.

En estos pocos días, desde que fueron hallados con vida con los 12 niños y su entrenador, han aprendido a nadar y a bucear, dos tareas fundamentales para que pudieran hacer este trayecto.

La suspensión de las tareas

Pasadas las 19 horas en España, madrugada en Tailandia, [VIDEO]las tareas de rescate fueron suspendidas. Tras el éxito de la primera parte de la evacuación, las autoridades que están a cargo del operativo han decidido priorizar las condiciones para que, los 8 niños y el entrenador que aún quedan en la cueva, cuenten con las mismas posibilidades que los primeros 4 niños ya rescatdos.

La segunda etapa esta operación se estima comenzará durante la madrugada española. La suspensión de las tareas de rescate se produjo, básicamente, para poder reponer las bombonas con oxígeno colocadas a lo largo de los 4 kilómetros que separan el sitio donde están los pequeños y el monitor y la entrada de la cueva.

Pese a que el pronóstico indicaba que llovería durante este domingo en el norte de Tailandia, el tiempo ha jugado a favor de las tareas de rescate, permitiendo que 4 de los 12 niños pudieran ser rescatdos.

Las autoridades del país ha confirmado que la salud de los pequeños evacuados durante la tarde del domingo es buena, pese a que uno de ellos ha sido trasladado en helicóptero para su urgente hospitalización. Los portavoces de este operativo han asegurado a los medios de comunicación, que el pequeño requiere de una revisión general, pero que no corre peligro su vida.

La falta de datos concretos

Algo que con el correr de las horas tampoco ha trascendido es la identidad de los menores rescatados.

En un principio se especulaba con que los primeros en ser evacuados serían los niños que se encontraran en peor estado de salud, sin embargo, la falta de datos ha hecho suponer que los únicos 4 niños rescatdos este domingo sean, por el contrario, los que estén en mejor estado físico. Cabe recordar que la evacuación se precipitó por las malas condiciones del aire dentro de la cueva y que en tiempo récord los rescatistas debieron enseñar, a los niños, a nadar y bucear.

Pese a que el drenaje de la cueva resultó mejor de los esperado, las zonas donde los pequeños debieron sumergirse debajo del agua no superó los 100 metros. No obstante, los especialistas sostienen que bucear es de las actividades más riesgosas para el ser humano, donde un pequeño error puede costar la vida.

Algunos rescatistas españoles consultados, los días previos a este operativo, sostenían que evacuar a los menores y su monitor de la manera que se hizo este domingo era la menos aconsejada y la más peligrosa. La primera parte ha salido mejor de lo esperado, el trayecto que se estimaba, debían realizarse en 11 horas lo han podido hacer 9 horas.