María Jesús García es la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Lugo, pero también una vidente y tarotista con consulta propia. A la alabanza por sus altas notas durante la carrera se unen algunas llamadas de atención oficiales durante el ejercicio de su labor. Ahora, se encuentra esperando un fallo respecto a la compatibilidad de sus funciones.

Una brillante carrera seguida de un escándalo por destino

La magnificencia de sus notas, el paso seguro por la carrera y la profesionalidad de María Jesús está en boca de sus compañeros de profesión. A estas luces curriculares, la prensa ha añadido las sombras de algunos escándalos y llamadas de atención que ha tenido en sus destinos:

  • En Santander fue multada por criticar la Ley de Violencia contra la Mujer y realizar declaraciones racistas
  • En Bilbao sufrió otra sanción por fumar, en la misma sala, entre vista y vista
  • En Madrid también tuvo sus problemas por haber ido al gimnasio y no a una declaración
  • En Santiago de Compostela le llamaron la atención por llevar un gato consigo a los juicios
  • Ahora, en Lugo, está pendiente de sentencia, para ver si la función de jueza es compatible con la de vidente

Por lo pronto, comentan sus compañeros que es una mujer reservada, con escasa presencia en los encuentros informales de la profesión, aunque sin quejas por parte de ellos ni de los funcionarios con los que trata.

Reservada, pero no antisocial ni desagradable, aunque sí con sus curiosidades (que todos las tenemos) y una segunda vida labral basada en la adivinación [VIDEO].

La doble vida luguesa

La prensa local de Lugo [VIDEO] ha querido obtener la versión de la jueza, pero ha obtenido largas y el silencio por respuesta. Lo único que se va conociendo son los comentarios de sus compañeros y los datos oficiales sobre la investigación para decidir sobre su doble vida laboral, jueza y vidente (por la que cobra también), y la posibilidad o imposibilidad de compatibilización. En líneas generales, y como nota a este dato, por ahora solo se considera compatible con el ejercicio judicial la docencia, la investigación jurídica y la creación artística.

El folleto delator

La investigación comenzó cuando el presidente de la Audiencia Provincial de Lugo comunicó la “conducta peculiar” al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

De ahí pasó al Consejo General del Poder Judicial, que es quien tiene ahora toda la responsabilidad de la investigación del caso y la clarificación de la posible incompatibilidad de trabajos.

No se ha publicado cómo llegó a oídos del presidente de la Audiencia General de Lugo la doble vida laboral de la jueza, pero bien podría ser por comentarios o por alguno de los folletos que se encuentran en los coches y las calles de Lugo, además de los aparecidos, nada más y nada menos, que ante la Audiencia Provincial. ¿Encontraría su presidente uno en su propio parabrisas?